El Ibex 35 concluirá el mes de octubre con su peor comportamiento desde junio de 2016, cuando los británicos decidieron que el Reino Unido dejase de formar parte de la Unión Europea por un 51,9% de los votos. Sin embargo, el selectivo español ha sido el que mejor se ha comportado entre los principales índices de bolsa europeos, en un contexto marcado por las correcciones y la volatilidad también en Wall Street.

Los índices occidentales que peor se han comportado en este octubre ‘rojo’ en las bolsas mundiales han sido los Nasdaq, tanto el Nasdaq 100, donde cotizan las principales tecnológicas de la bolsa de Nueva York con un descenso del 11,6%, mientras que el Nasdaq Composite se ha dejado un 11,75%. En el caso de los parqués del Viejo Continente, el Cac 40 francés acumula un desplome mensual acumulado del 9,8%.

En el caso de Wall Street los inversores han optado en octubre por recoger beneficios tras diez años acumulando máximo tras máximo. El mercado se encuentra analizando con cautela los resultados de las elecciones de media legislatura en EEUU, al tiempo que EEUU y China siguen ‘jugando al gato y al ratón’ en cuanto al comercio.

El presidente de EEUU, Donald Trump, aseguró el lunes en la cadena de televisión Fox que espera “un gran acuerdo” en materia de comercio con China, si bien advirtió que impondrá aranceles por valor de miles de millones de dólares si no logra un pacto. "Creo que haremos un gran acuerdo con China y tiene que ser grande porque ellos han vaciado nuestro país", aseguró Trump.

Las bolsas han caído de manera generalizada en EEUU y Europa.

“Los índices americanos están cerca del primer nivel de soporte fuerte de esta corrección. Lo normal es que en las próximas semanas la corrección tendiera a hacer suelo con ese margen del 3% o el 4% que tienda a estabilizarse de cara a fin de año. Si pierde esos niveles, la situación comenzaría a ser preocupante. En las próximas semanas podríamos ver cierta recuperación”, explica el director de análisis de MG Valores, Nicolás López.

En el caso de Europa el mes ha carecido de grandes catalizadores más allá de la victoria de Jair Bolsonaro en Brasil frente al candidato Fernando Haddad del Partido de los Trabajadores (PT). Telefónica y Santander ‘celebraron’ en el Ibex 35 la victoria del exmilitar, que ha prometido en campaña reformar el sistema de pensiones y el mercado laboral del país, además de privatizar algunas empresas estatales.

Sin embargo, el BCE sigue con su mismo escenario, reafirmó su confianza en la inflación pero no ofreció pistas de lo que hará a partir de diciembre cuando termine su programa de compras de activos (APP). Este martes se conoció que el crecimiento de la Eurozona se ha ralentizado a la mitad en el tercer trimestre, con un alza del PIB del 0,2% entre julio y septiembre, su nivel más bajo en cuatro año. En tasa interanual el PIB de Zona Euro se relaja cuatro décimas hasta el 1,7%.

Al comienzo del mes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó a la baja sus perspectivas de crecimiento mundial para 2018 y 2019 y afirmó que tensión comercial y el aumento de aranceles están afectando al comercio, al tiempo que advirtió de que los mercados emergentes encaran un escenario financiero más complicado en el que se incluye la fuga de capitales.

Tres valores con descensos superiores al 18%

La evolución del Ibex 35 está condicionada en gran medida a lo que hagan las cinco empresas que mayor ponderan en el selectivo, Santander pesa un 14,97%, Inditex un 10,34%, Iberdrola un 8,4%, BBVA un 7,6% y Telefónica un 7,2%, lo que supone que entre estas cinco empresas ponderan un 48,5%. Es decir, la mitad del comportamiento del Ibex 35 se basa en lo que hagan estas cinco compañías.

Y este mes de octubre, sólo ha terminado con alzas entre este grupo de empresas Telefónica con un avance del 3,2% en el Ibex 35, por lo que es un muy complicado que el selectivo vaya bien si estas cinco empresas no lo están. Además de Telefónica han terminado con alzas REE y Grifols.

Entre las empresas más castigadas se encuentran la cadena de supermercados DIA con un descenso superior al 65% en el mes, Acerinox se ha dejado un 19,5% y Bankia algo más de un 18%. En el caso de DIA ya no es una novedad, es el ‘farolillo rojo’ del selectivo en el acumulado del año con unas minusvalías del 82,6%.

Este martes DIA dio a conocer sus ventas entre enero y septiembre con un descenso del 14% hasta los 5.490 millones, mientras que su ebitda (resultado bruto de explotación) cayó un 24% hasta los 281 millones. La cadena de supermercados no quiso hacer públicos sus beneficios a la espera de una evaluación de sus activos.

La compañía ha explicado que venderá su cadena de perfumerías Clarel, igual que Max Descuento que está en venta desde junio, con el objetivo de reducir su deuda que roza los 1.422 millones, cerrará tiendas en España y potenciará su marca blanca.

En el caso de Acerinox ganó 221 millones de euros de beneficio durante los nueve primeros meses de 2018. Los resultados superan en un 40,5% a los del mismo período de 2017, en el que la compañía registró un beneficio 157 millones de euros.

La compañía siderúrgica explicó durante la presentación de sus cuentas que estos son sus mejores resultados de la última década en los tres primeros trimestres de un ejercicio y eleva su facturación hasta los 3.872 millones de euros, un 10,3% más que en el mismo periodo de 2017.

Sin embargo, a pesar de estos resultados ‘históricos’ varias firmas de análisis han castigado a la compañías con recortes de valoración, caso de Jefferies, Kepler o Deutsche Bank. Este martes Bankinter también retiró su consejo de ‘comprar’ ante las débiles expectativas para el cuarto trimestre ante las mayores incertidumbres macroeconómicas y los menores precios de materias primas. A Bankinter tampoco le ha gustado el incremento de la deuda en el trimestre por encima de lo esperado hasta los 666 millones, un 9,4% respecto al cierre del año anterior.

"El exceso de producción en Asia está generando presión en precios en la zona (12% de las ventas) e indirectamente en Europa por las importaciones (Europa 37%). En cambio, EEUU (46% de sus ventas) mantiene su fortaleza, si bien, tradicionalmente el último trimestre del año suele ser estacionalmente más débil", explican.

Bankia, sin privatización y con un precio de 3 euros

Este martes hasta cuatro grandes firmas de inversión han rebajado los precios objetivos que le daban hasta ahora a Bankia. La entidad presentó ayer sus cuentas del tercer trimestre, con un beneficio de 744 millones, lo que supone un aumento del 0,6% respecto al mismo período del año anterior.

El margen de intereses de Bankia se elevó a 1.542 millones, un 5,1% más que hasta septiembre de 2017, consecuencia de la integración de BMN.

Los ingresos por comisiones aumentaron un 25,8% y se elevaron a 799 millones de euros, con una positiva evolución de las tasas por medios de pago (+13,1%), y de administración y gestión de activos, principalmente fondos de inversión (+13,6%) y planes de pensiones (+8,5%).

Los analistas de Morgan Stanley, Kepler, UBS y JP Morgan siguen viendo potencial alcista en la entidad que lidera José Ignacio Goirigolzarri, aunque dejan el precio objetivo en el en torno de los 3 euros por acción.

En la presentación de sus resultados, su consejero delegado José Sevilla apuntó que actualmente no se da "el mejor timing" para reanudar la privatización del banco con el severo castigo que acusa la acción y que justifica en el varapalo sufrido por todos los valores bancarios al retrasarse las expectativas de subidas de tipos. "Si somos capaces de esperar a la entrega de beneficios redundará en un precio más adecuado", apuntó Sevilla.