La temporada de resultados conlleva que muchas firmas de análisis realicen cambios en sus estrategias en bolsa. Este martes los analistas de Bankinter han retirado la recomendación de comprar las acciones de Acerinox hasta 'neutral' y han rebajado su precio objetivo un 20,6% tras la presentación de sus resultados del tercer trimestre. Ahora le dan un precio objetivo de 11,9 euros desde los 15 euros anteriores, con un potencial del 18%.

Acerinox ganó 221 millones de euros de beneficio durante los nueve primeros meses de 2018. Los resultados superan en un 40,5% a los del mismo período de 2017, en el que la compañía registró un beneficio 157 millones de euros.

La compañía siderúrgica explicó durante la presentación de sus cuentas que estos son sus mejores resultados de la última década en los tres primeros trimestres de un ejercicio y eleva su facturación hasta los 3.872 millones de euros, un 10,3% más que en el mismo periodo de 2017.

Bankinter retira el consejo de 'comprar' Acerinox ante las débiles expectativas

El ebitda (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) de Acerinox de estos nueve primeros meses del año superó en un 14,1% al de los tres primeros trimestres del ejercicio anterior hasta situarse en los 422 millones de euros frente a los 370 de entonces.

Bankinter comenta en su informe que Acerinox presentó "unas cifras trimestrales mejores de lo esperado por el consenso del mercado en resultado operativo y márgenes", aunque destaca que la peor parte de estas cuentas fue el incremento de la deuda neta en el trimestre por encima de lo esperado, hasta los 666 millones (+9,4% desde diciembre de 2017). Este incremento de la deuda se debe a las mayores necesidades de circulante (ante el incremento de inventarios en Europa) y la distribución de dividendo en el trimestre pasado.

"La compañía espera revertir el aumento de inventarios en el último trimestre del año en Europa y, por tanto, mejorar la generación de caja del cuarto trimestre", explica la analista Aránzazu Cortina.

Cortina comenta que Acerinox tiene unas débiles expectativas para el cuarto trimestre del año, ante las mayores incertidumbres macroeconómicas y los menores precios de materias primas. "El exceso de producción en Asia está generando presión en precios en la zona (12% de las ventas) e indirectamente en Europa por las importaciones (Europa 37%). En cambio, EE.UU. (46% de sus ventas) mantiene su fortaleza, si bien, tradicionalmente el último trimestre del año suele ser estacionalmente más débil", explica.

La diversificación geográfica con presencia local, una de las principales fortalezas del grupo. "Los flujos comerciales se están viendo afectados por la entrada en vigor de las medidas proteccionistas en EEUU. En Europa, las posteriores medidas de salvaguardia, adoptadas a mediados de junio, no están limitando las importaciones, hasta que no se complete la cuota global", apuntan.

Desde Bankinter concluyen que la compañía siderúrgica está bien posicionada geográficamente y con un nivel de apalancamiento razonable. "A la espera de la resolución de las medidas definitivas en Europa, consideramos que a estos niveles hay valor en la compañía, pero a corto plazo está expuesta a varias incertidumbres (sobrecapacidad en Asia y macro) que limitan su visibilidad", indican.