Indefinición en la apertura de las Bolsas europeas con la vista puesta en la Fed, y el Ibex defendiendo la recién recuperada cota de los 10.500 puntos, ante un aluvión de resultados empresariales de grandes compañías. El euro, por su parte, cede sobre los 1,16 dólares. Mientras, el petróleo repunta con el barril de Brent por encima de los 50 dólares.

El Ibex abría con caídas del 0,11%, hasta los 10.520 puntos, pero ante el aluvión de resultados de grandes compañías, la volatilidad manda y el selectivo se ha dado la vuelta y repunta ahora un 0,35%, hasta los 10.562 puntos. Destacan las cifras de representantes del sector financiero: Bankinter (beneficio de 241 millones, un 15,7% menos) y Bankia (gana un 6,7% más: 514 millones); y del energético: Gas Natural Fenosa (reduce su beneficio un 14,7%, hasta los 550 millones) y Endesa (gana un 18% menos: 653 millones).

Por otro lado, hemos conocido la cuentas de Mapfre (obtiene un beneficio de 415 millones, un 9,1% más) y Abertis (gana 415 millones, un 19% más en términos comparables). 

Repsol, que se confesará ante el mercado el jueves, recibe por su parte una buena noticia: la agencia de calificación Standard and Poor's (S&P) ha mejorado perspectiva a positiva desde estable, reiterando el rating “BBB-”.

Así las cosas, Mapfre y Bankinter, a pesar de que sus resultados han batido las expectativas, son los valores que más caen del Ibex en el inicio de la sesión. Mientras que Endesa y Grifols encabezan las alzas, la primera repuntando cerca de un 3%.

Vea también: MásMóvil: inicio de cobertura, espectacular comportamiento

Ligeros ascensos en el resto de Bolsas europeas, con avalancha también de cuentas corporativas (Daimler, Peugeot, LVMH, Syngenta, Fresnillo y Tullow Oil, entre otras) y pendientes de la decisión de tipos de la Reserva Federal (Fed) al cierre de su reunión de dos días esta tarde. No se esperan cambios en el precio del dinero, ni tampoco nuevos anuncios de política monetaria, no en vano, no habrá rueda de prensa posterior de su presidenta, Janet Yellen. Si bien, tal y como apunta Ramón Morell, de ETX Capital España: el banco central estadounidense "tiene  el interruptor de la volatilidad en los mercados".

Y es que, el comunicado que emita será revisado con lupa en busca de pistas sobre cuándo serán los próximos incrementos (se descuentan tres este 2017 y ya se han producido dos), así como sobre cuáles son sus planes para comenzar la reducción de su abultado balance (los analistas barajan septiembre).

Para Link Securities "será importante analizar cómo valora la Fed la debilidad de la inflación, lo que podría atrasar la retirada de estímulos. De hecho, los mercados financieros ya han reducido sus expectativas de que se produzca una nueva subida de tipos este año (la probabilidad descontada  es del 54%)".

Vea también: Euskaltel: actualización del análisis

Finalmente, en otros mercados el euro baja de los 1,17 dólares, aunque se mantiene sobre los 1,16 (máximos de dos años), después de que el partido Republicano haya conseguido dar comienzo al debate sobre la reforma sanitaria, aumentando el optimismo sobre la capacidad de la Administración Trump de proseguir con su agenda de reformas.

Mientras, el petróleo repunta, con el barril de Brent por encima de los 50 dólares y el de West Texas de los 48, ante unas reservas semanales de crudo en Estados Unidos que han caído más de lo previsto.

Los expertos insisten en que esto es especulación y que el precio debería acomodarse de nuevo en los niveles previos al dato en breve. Especialmente, teniendo en cuenta que los recientes intentos de la OPEP de empujar los precios hacia arriba no están teniendo mucho éxito.

Vea también: Las compañías de Servicios de Inversión no se ven respaldadas por el volumen de negociación