Bankinter ha cerrado el primer semestre del año con un resultado neto de 241 millones de euros, esto es, un 15,7% menos que en el mismo periodo de 2016. Excluyendo Portugal la cifra sería de 227,4 millones, un 16,4% más.

Bankinter ha ganado hasta junio 241 millones de euros, un 17,4% menos que el ejercicio pasado, pues, explica la entidad, “hay que tener en cuenta que en el segundo trimestre de 2016 se contabilizaron resultados extraordinarios con motivo de la operación de compra de la red minorista de Barclays en Portugal, y que también desde ese trimestre se incluyen en los resultados los datos de actividad de esta filial”.

Así, sin incluir datos de Portugal a efectos de hacerlo más comparable, el beneficio neto del primer semestre de 2017 sería de 227,4 millones de euros, un 16,4% superior al de hace un año.

Por su parte, el margen de intereses de Bankinter alcanza al cierre del semestre los 529,7 millones de euros, lo que significa un 14,3% más que hace un año.

Por lo que se refiere al margen bruto asciende, al 30 de junio, a 922,3 millones de euros, un 10,4% más que en igual periodo de 2016, gracias sobre todo al buen comportamiento de las comisiones, que se incrementan en su importe neto un 16,2% frente al año pasado. Ello es resultado de la buena marcha de negocios como la intermediación en renta variable, los seguros o también la gestión de activos, gracias sobre todo al crecimiento en fondos de inversión de renta variable, que suponen un mayor retorno para el banco.

 Y en cuanto al margen de explotación, concluye con 451,6 millones de euros, un 11,1% más que hace un año, y es que pese a asumir mayores costes operativos que en el primer semestre de 2016, la diferencia entre ingresos y gastos es superior actualmente a la de hace un año. Con todo ello, el ratio de eficiencia de la actividad bancaria con amortizaciones se sitúa en el 46,6%.

Un trimestre más, Bankinter mantiene su posición de liderazgo en términos de rentabilidad, con un ROE, o rentabilidad sobre el capital invertido, del 12,2%, la más elevada entre los bancos cotizados.

Asimismo, continúa encabezando el ranking sectorial por su calidad de activos, con un índice de morosidad que cae hasta el 3,74% desde el 4,25% de hace un año. Si atendemos solo a la mora en España la cifra se sitúa en el 3,34%. Esta ratio supone menos de la mitad que la media sectorial, que a mayo era del 8,74%. Y con una cobertura sobre la morosidad del 48%.

En línea con esto, la cartera de activos inmobiliarios adjudicados sigue siendo la más reducida del sector, con un valor bruto total de 498,2 millones de euros, (55,7 millones menos que hace un año), de los que casi un 50% son viviendas. La cobertura sobre adjudicados es del 44,1%.

Por lo que se refiere a la solvencia, Bankinter concluye el semestre con una ratio de capital CET1 fully loaded del 11,3%, y del 11,6% en el CET 1 phase in, muy por encima de las exigencias del BCE aplicables para Bankinter en 2017, que son del 6,5%, las menores de la banca española.