El Ibex 35 vuelve a vivir una jornada de transición después de vivir el miércoles emociones entre los resultados de Inditex, que presentó unos beneficios de 3.368 millones de euros y un 7% de crecimiento respecto a 2016, el acuerdo entre ACS y Atlantia para hacerse con Abertis y las declaraciones de Mario Draghi en las que prometió un "ritmo moderado" en su política monetaria al frente del Banco Central Europeo (BCE).

 

El selectivo español ha cerrado con una caída del 0,04% hasta los 9.684 puntos. Este jueves el protagonismo ha sido para Grifols que se ha revalorizado un 2,01% hasta los 23,36 euros por acción, seguido de Viscofán (1,27%), Merlin Properties (1,07%) e Inditex (1,03%). Mientras que las caídas más abultadas han sido para Indra que ha caído un 2,45%, acompañado de Cellnex que se ha dejado un 1,71% y Acerinox un 1,06%.

Los analistas de Deutsche Bank han iniciado su cobertura sobre Indra con una recomendación de mantener y un precio objetivo de 10,80 euros. Dicho precio está por debajo de los niveles actuales de cotización de Indra. Así, consideran que la compañía tiene un potencial bajista de casi el 9%. 

En el caso de Cellnex su caída vendría motivada por la noticia que se ha conocido este jueves en la que Atlantia ha remitido un hecho relevante ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la que asegura que tiene una opción de compra de la totalidad de las acciones de Cellnex o del 34% del capital, que habría pactado con ACS.

Algo que ha hecho repuntar las posiciones bajistas de BlackRock hasta el 1% del capital del Cellnex, el nivel más alto en casi dos años y medio. Mientras que Marshall Wace aumentó su posición corta desde el 0,81% hasta el 0,90%, el mayor nivel alcanzado.

Entre las compañías más capitalizadas del índice, sólo ha cerrado al alza Inditex e Iberdrola que se ha revaloriza un 0,53%, mientras que BBVA ha caído un 0,64%, Banco Santander se ha dejado un 0,3%, Repsol un 0,29% y Telefónica un 0,16%. Entre los bancos el único alcista ha sido Bankinter con una subida del 0,46%, mientras que Banco Sabadell ha retrocedido un 0,06%, Bankia un 0,11% y CaixaBank un 0,52%.

Añadir IBEX-35 a mis alertas

Configura tus alertas sobre Ibex 35

Configurar alertas

 

La atención en la sesión de hoy ha permanecido sobre ACS y Abertis, tras la rueda de prensa conjunta entre la compañía que preside Florentino Pérez y la italiana Atlantia, sobre su acuerdo para hacerse con la concesionaria española.

“Creo que es un proyecto de futuro con bases sólidas y gran crecimiento del valor para todas las partes”, ha dicho el presidente de ACS, tras explicar las condiciones del acuerdo con Atlantia. Por su parte, el CEO de la italiana, Giovanni Castellucci, ha señalado que “es un proyecto ambicioso, un desafío auténtico”, al tiempo que ha subrayado que ambas compañías tienen “todas las competencias de gestión y financieras para llevarlo a cabo”.

Preguntado por el proyecto conjunto, Pérez ha afirmado que este acuerdo no se ha realizado "para despiezar a Abertis"; mientras que Castellucci ha añadido que “nunca hablo de gobiernos. Jamás. Respetamos a todos los gobiernos, en todos los países en los que operamos. Siempre estamos al servicio de los diferentes gobiernos en los que operamos. El proyecto de hace 12 años era completamente diferente”.

El grupo italiano Atlantia y ACS sellaron ayer un pacto para hacerse conjuntamente con Abertis en una oferta en efectivo que valora la concesionaria en algo más de 18.000 millones de euros y pone fin a meses de incertidumbre tras una guerra de opas. La operación contempla también la entrada del grupo de autopistas y aeropuertos italiano en el capital de la constructora alemana Hochtief como socio de referencia de ACS con una participación de hasta alrededor del 25 por ciento que aliviará el balance de la constructora española.

En el Mercado Continuo, el mayor descenso ha sido para Tubos Reunidosque se ha desplomado un 32,35%, después de que ayer se conocieran las dudas manifestadas por el auditor. El informe de auditoría de las cuentas de 2017, elaborado por PwC, alerta de problemas financieros y plantea "dudas significativas sobre la capacidad de TR para continuar como empresa en funcionamiento". Duro Felguera también ha caído un 10,78% después de anunciar pérdidas de 254 millones, lo que supone multiplicar por más de 13 veces los 'números rojos' de 19,1 millones obtenidos en 2016. 

Por el contrario, la mayor subida ha sido para OHL que ha repuntado un 6,59%.

La española es la única plaza europea que ha registrado descensos en la sesión de este jueves. El FTSE Mib italiano ha rebotado un 1,16%, el Dax alemán ha cerrado con una subida del 0,88%, el EuroStoxx 50 un 0,67%, el CAC 40 francés un 0,65%, el PSI 20 portugués un 0,38% y el FTSE 100 de Reino Unido un 0,10%.

Las bolsas europeas han diregido este jueves las palabras que ayer pronunció el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, quien se mostró muy prudente en una conferencia en Fráncfort, dejando claro que las medidas que tomen serán lentas, prudentes y avisadas con mucho tiempo. Desde Alphavalue indican que “además, dejó claro que no se seguirá con la senda de endurecer la política monetaria si los objetivos de inflación no se consiguen, añadiendo que la inflación subyacente no está subiendo al ritmo habitual en los ciclos expansivos, sino claramente más lentamente”.

El euro sigue retrocediendo frente al dólar y se intercambia a 1,2317 billetes verdes con una depreciación del 0,42%. “Ayer, la moneda única se debilitó en todos los frentes tras el blando discurso del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, en su comparecencia de la mañana, y el euro no ha logrado recuperarse desde entonces. Draghi indicó que el BCE se tomará con mucha calma la posibilidad de acabar con el programa de compra de activos, una bofetada en la cara para aquellos en la línea dura que esperaban que la fortaleza de la economía de la eurozona justificase abandonar antes este programa”, explican los analistas de Monex Europe.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent, sube un 0,35%, hasta los 65,12 dólares por barril. En el caso del West Texas estadounidense se queda en los 61,23 dólares con un alza del 0,44%.