El nuevo primer ministro de Dinamarca, Lars Lokke Rasmussen, ha dicho hoy que "espera" que este país entre en la zona del euro durante su mandato, aunque ha señalado que no convocará el referéndum previo necesario hasta que no se pueda prever un resultado afirmativo. Rasmussen afirmó que "su objetivo" es que Dinamarca se convierta en un "miembro pleno" de la Unión Europea en esta legislatura, ya que la adhesión a la Eurozona "es un asunto de interés nacional", tras reunirse en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.