El Estado francés se opondrá a la indemnización millonaria del ya ex presidente de Valeo, Thierry Morin, quien tras ocho años al frente de la empresa gala de equipamiento para el automóvil dejó el cargo por "diferencias estratégicas" con el consejo de administración. Según una información que hoy revela el diario 'Libération', Morin se irá con un cheque de 3,2 millones de euros en concepto de indemnizaciones, conocidas como 'paracaídas de oro', a pesar de que la compañía ha perdido 207 millones en 2008, tiene en marcha un plan para suprimir 1.600 puestos de trabajo y se beneficia de 19 millones de euros del Fondo Estratégico de Inversión (FSI) creado por el Estado para ayudar a las empresas con dificultades.