El Banco Central Europeo, la Reserva Federal estadounidense, el Banco de Canadá, el de Australia y el banco de Japón, han procedido en las últimas 24 horas a inyectar importantes cantidades de dinero a los mercados para facilitar la liquidez. A la decisión de la entidad europea de añadir otros 61.000 millones de euros –tras los 94.000 anunciados ayer- hoy la FED ha vuelto a poner en el mercado 35.000 millones de dólares, que se suman a los 24.000 anunciado en la víspera.
El Banco Central Europeo ha lanzado una nueva oferta de refinanciación a un plazo de tres días por valor de 61.050 millones de euros, despúes de la inyección de 94.840 millones de euros que aplicó al sistema ayer jueves para favorecer la estabilidad de los mercados ante el desplome global de las bolsas derivado de la crisis de las hipotecas subprime en EEUU. Esta subasta se ha realizado a las 10.50 horas(hora peninsular), a un tipo mínimo del 4%. Esta decisión se produce mientras las bolsas europeas caían en las primeras operaciones y ampliaban el descenso del día anterior por preocupaciones sobre el deterioro del sector hipotecario estadounidense. El BCE ya adjudicó ayer en una subasta de financiación rápida, 94.841 millones de euros (130.880 millones de dólares), con un vencimiento de un día, cantidad que supera los 69.300 millones de euros (95.634 millones de dólares) inyectados el 12 de septiembre de 2001, un día después de los atentados en EEUU. Al mismo tiempo, la Reserva Federal estadounidense ha inyecto 16.000 millones de dólares suplementarios a disposición de los mercados este viernes, que sumados a los 19.000 millones de esta mañana, suman un total 35.000 millones de dólares en fondos inyectados, indicó la Fed. Antes de conocerse la nueva inyección, la Fed dijo que está proporcionando liquidez para facilitar un funcionamiento adecuado de los mercados financieros, añadiendo que proporcionará reservas en la cuantía necesaria a través de operaciones de mercado abierto.