Los precios del petróleo continuaban el viernes su claro declive de las últimas jornadas, mientras que los inversores afectados por la crisis del crédito hipotecario de riesgo ('subprimes') intentaban hacerse con dinero fresco liquidando sus posiciones en el mercado petrolero.
En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de 'light sweet crude' para entrega en setiembre perdía 1,32 dólar y se situaba en 70,27 dólares hacia las 13.15 GMT. El precio del crudo neoyorquino caía el viernes hasta los 70,10 dólares, una caída de más de 8 dólares en una decena de días (-10,5%). Había alcanzado su récord histórico el miércoles, cuando se situó en 78,77 dólares. La caída de los precios 'no se basa ciertamente en los fundamentos' de la oferta y la demanda, destacó Mike Fitzpatrick, analista de MF Global. 'Algunos grandes inversores tratan de recaudar fondos y evitar el riesgo', explicó. Tras haber ignorado durante varias semanas la crisis del crédito inmobiliario de riesgo ('subprime') que afecta a Estados Unidos, el mercado petrolero ha terminado por sentir el impacto. Numerosos fondos expuestos a las dificultades del 'subprime' buscaban cubrir sus pérdidas liquidando sus posiciones en los mercados de materias primas.