La Comisión de Valores de Estados Unidos, la Securities and Exchange Commission (SEC), está investigando la contabilidad de varias firmas de Wall Street para asegurarse de que no ocultan pérdidas vinculadas con la crisis de los créditos hipotecarios "subprime" (de alto riesgo), informa hoya el Wall Street Journal.
El periódico, que cita a fuentes cercanas a la investigación, señala que las cinco mayores firmas de Wall Street son objeto de la investigación, entre ellas Goldman Sachs, Merrill Lynch y Bear Stearns. La SEC estaría interesada en saber si estos bancos contabilizan de manera consistente los descuentos que se aplican al valor de los títulos de deuda que utilizan como colateral créditos hipotecarios "subprime". En las últimas semanas estos grandes bancos de inversión han aplicado descuentos importantes al valor de estos bonos debido a los problemas del mercado hipotecario estadounidense. Muchos fondos de inversión de alto riesgo, clientes de los grandes bancos de inversión, han visto el valor estimado de sus activos reducido de manera importante, y las autoridades quieren saber si las grandes compañías de Wall Street aplican el mismo descuento a sus propios activos en el sector. El periódico señala que estas investigaciones por parte de la SEC son más bien rutinarias, pero que a la luz de los problemas del mercado crediticio estadounidense se trata de una materia muy sensible. A pesar de los problemas del mercado de créditos hipotecarios, hasta ahora los grandes bancos de inversión no han informado de grandes pérdidas a causa de estos bonos. En la mañana de hoy las acciones de Bear Stearns perdían un 4,82% a 108,55 dólares, las de Merrill Lynch un 0,48% a 74,32 dólares y las de Goldman Sachs un 2,45% a 177,7 dólares.