El Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido sin cambios los tipos de interés en el 4 por ciento. Sin embargo, los expertos creen que habrá un movimiento al alza en el mes de septiembre, para hacer frente al repunte de la inflación que se espera tras el verano. El BCE ha advertido desde hace meses de la existencia de presiones al alza sobre los precios en la zona euro, pese a que la inflación fue en junio del 1,9 por ciento.