El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha señalado que la eurozona se enfrenta a las perturbaciones financieras desde una posición de solidez y ha reconocido que hay riesgos para el crecimiento. Coincide en este punto con el presidente del BCE, Jean Claude Trichet. Respecto a la inflación, Fernández Ordóñez asegura que "aunque los niveles de inflación en la eurozona han sido bajos seguirá el repunte en la zona en la última parte del año" por los elementos más volátiles.
Con respecto a la inestabilidad de los mercados de crédito, el gobernador del Banco de España ha señalado que "persisten aún incertidumbres que dificultan la normalización de la situación en estos mercados (interbancarios) y que, para disiparse, van a requerir un esfuerzo adicional por parte de las entidades para incrementar el grado de transparencia de sus operaciones". Fernández Ordóñez ha dicho que el BCE ha manifestado su determinación para poner medios que normalicen las condiciones del mercado interbancario. También ha alertado sobre una posible ralentización del crecimiento en Estados Unidos en los próximos trimestres.