El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, dijo en una comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo que la corrección en los mercados probablemente impactará en los beneficios de los bancos, pero que el BCE ha detectado cierta relajación en la tensión del mercado monetario en la zona euro.
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, dijo en una comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo que la corrección en los mercados probablemente impactará en los beneficios de los bancos, pero que el BCE ha detectado cierta relajación en la tensión del mercado monetario en la zona euro. 'Es necesaria una cautela especial para evaluar cualquier impacto potencial en la evolución del mercado financiero en la economía real', declaró. Y añadió: 'Parece que el crecimiento sostenido de la economía real registrado en la primera mitad de 2007 ha continuado durante el verano'. Trichet dijo que prevén que la inflación para finales de 2007 y principios de 2008, esté notablemente por encima del objetivo del 2%. Del mismo modo, reiteró que el BCE actuará con cautela para evaluar el impacto de las turbulencias en los mercados y que sigue dispuesto a contrarrestar el riesgo alcista en la estabilidad de los precios. Trichet añadió que la perspectiva de crecimiento para la zona euro es favorable, y que la economía del bloque sigue creciendo a un ritmo sostenido en el segundo semestre del año. Sin embargo advirtió de que la previsión de crecimiento está rodeada de una mayor incertidumbre, añadiendo que los riesgos apuntan a un sesgo bajista. El BCE necesita recopilar más datos económicos antes de tomar una decisión sobre los tipos de interés, apuntó.