Estados Unidos eliminó 467.000 empleos en junio, más de lo esperado por los analistas, en una nueva señal de que se mantiene el deterioro del mercado laboral, pese a las señales de mejora en la economía. La tasa de desempleo sube al 9,5 por ciento.
Además, el Departamento de Trabajo dijo el jueves que la tasa de desempleo subió a un 9,5 por ciento, frente al 9,4 por ciento de mayo, aunque el alza fue menor a la tasa de 9,6 por ciento que habían estimado los economistas. Los analistas esperaban una pérdida de 363.000 puestos en junio.

Mientras, el número de estadounidenses que solicitó subsidio por desempleo bajó en 16.000 durante la última semana, mostró el jueves un informe del Gobierno. El número de personas que permaneció recibiendo beneficios tras retirar la primera semana también bajó, dijo el Departamento de Trabajo. La cantidad de personas que pidió el beneficio por primera vez bajó a 614.000 en la semana terminada el 27 de junio desde una cifra revisada al alza de 630.000 en la semana previa, según datos del Departamento de Trabajo.Economistas de Wall Street esperaban unas 615.000 nuevas solicitudes desde el dato reportado originalmente de 627.000.