El Ministerio de Economía y Hacienda señala que la subida del 1,3% del Indice de Precios de Consumo (IPC) de octubre es de carácter "exógeno" y se debe a los "notables" incrementos en los precios internacionales de determinadas materias primas, como el petróleo y los cereales. Es la valoración del ministerio después de conocerse que el IPC subió el 1,3% en octubre, lo que elevó la tasa interanual nueve décimas hasta el 3,6%, la más alta desde agosto de 2006, y situó la inflación de los diez primeros meses del año en el 3%.
El departamento que dirige Pedro Solbes considera que es "previsible" que una vez que los "shock externos" remitan la inflación pueda moderarse. También destaca que el aumento mensual de la inflación se debió, sobre todo, a los incrementos del calzado, el vestido, los alimentos y las bebidas no alcohólicas y la enseñanza. El aumento más significativo en tasa anual, señala el Ministerio, se dio en los carburantes y combustibles, cuya tasa pasó del 2,5% al 8,4%. Por otro lado, Economía también hace referencia al dato del IPC armonizado de octubre, que se situó en el 3,6% interanual, con lo que el diferencial de inflación con la eurozona fue de un punto porcentual.