El encarecimiento acumulado por los alimentos básicos y los carburantes en los últimos doce meses ha hecho que la cesta de la compra, es decir, el Indice de Precios de Consumo, se sitúe en octubre en el 3,6%, muy lejos de la previsión oficial para el conjunto del año del 2%. Así, desde octubre del pasado año la leche ha subido el 24,2%, mientras que el pollo lo ha hecho el 14,3%, y el pan el 13,4%.
También destacan los incrementos del precio de los huevos, que en octubre eran un 9% más caros que en el mismo mes del año anterior, los productos lácteos, que han subido el 7,1%, y la fruta fresca que lo ha hecho el 6,6%. Otros encarecimientos destacados son los de las legumbres y hortalizas frescas, que acumulan un aumento del 7,2%. Asimismo, los carburantes y combustibles acumulan un alza, desde octubre del pasado año, del 8,4% y los productos energéticos del 7%. En el caso de la tasa mensual de inflación, que en octubre creció el 1,3%, los alimentos y la ropa absorbieron 1,2 puntos de la citada subida. En octubre el inicio de la temporada de invierno ha hecho que el precio del vestido y el calzado se incremente el 9%, en tanto que el grupo de los alimentos lo hizo el 1,9%. En tasa mensual la leche ha aumentado el 12,1%; los productos lácteos el 5,5%; el pan el 4,7%, y los huevos el 2,8%, en tanto que las prendas de vestir de mujer han subido el 11,7 %; las de niño el 9,9%, y las de hombre el 7,7%.