Cellnex e IAG son los dos valores que más suben en el Ibex 35 en 2017. La compañía de infraestructuras de telecomunicaciones se revaloriza un 39,44%, mientras que IAG escala un 39%. Son las únicas compañías que aguantan a la presión política que se está viviendo en Cataluña, porque de hecho durante buena parte del año las acciones más alcistas eran las de Banco Sabadell y CaixaBank, que se dejan un 3% de valor bursátil desde el 9 de junio cuando se anunció la celebración del referéndum del 1-O, 1.146 millones de euros.

IAG fue el valor más afectado por el Brexit cuando el 24 de junio se desplomó un 27%, aunque desde entonces sube un 38% desde los 5,02 euros hasta los 6,93 euros. Ahora la compañía hispanobritánica avanza en bolsa tras un primer semestre en el que presentó tasas de beneficio del 2% e 1% en facturación, y en el que además se está beneficiando del auge del turismo y los precios bajos del petróleo.

Los inversores parece que hasta el momento han olvidado la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) y las palabras de la primera ministra británica Theresa May sobre que la transición del Brexit durará dos años más con el objetivo de “dar estabilidad a las empresas” ha ayudado a una empresa que tiene un 32% de sus ingresos en las islas británicas, un 18% en Estados Unidos y un 15% en España.

El resto de grandes compañías del sector también están viviendo un buen año en bolsa, salvo la aerolínea noruega Norwegian que se deja un 14,7% en 2017. KLM Air France ‘vuela’ en el Cac 40 francés y ya vale un 162% más respecto al inicio del año, mientras que le siguen el 98% que consigue en el año Lufthansa, el 29% de EasyJet y Ryanair, por su parte, se revaloriza un 18,5%.

 

 

El tráfico de las cinco filiales del grupo formado por British Airways, Iberia, Vueling, Aer Lingus y Level se ha incrementado también en el año un 4% y las ofertas de asientos también han crecido un 3%. Iberia además ha anunciado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) con el objetivo de reestructurar su plantilla en 955 trabajadores con prejubilaciones y bajas voluntarias, que ha sido firmado por los sindicatos y se suma al que cometió la empresa en 2014 cuando despidió a 5.250 empleados.

Los analistas que siguen la cotización de IAG están divididos entre comprar y mantener: seis de ellos recomienda incorporar los títulos, ocho por mantener y sólo uno por vender. El precio objetivo se sitúa en los 7,12 euros, lo que supone un potencial de revalorización del 2,9%, según las estimaciones de Reuters. Las acciones de IAG cotizan a 1,93 veces su precio sobre valor en libros, mientras que en los últimos meses cotiza a 3,03 veces.

Cellnex, por su parte, está viviendo un buen momento en el parqué al calor de la Oferta Pública de Adquisición (OPA) presentada por Atlantia en Abertis, su principal accionista con una participación del 34%. Además, la compañía catalana ha realizado hasta cuatro operaciones corporativas en lo que va de año que han gustado mucho a los inversores institucionales y a los fondos británicos y estadounidenses.

“No cabe duda que parte de la revalorización del valor se da por su vinculación a Abertis. Una de las posibles opciones es que la compañía que se haga con Abertis pueda deshacerse de esa participación, por lo que habría muchas empresas del sector interesadas en compararla mediante una OPA, como por ejemplo American Tower o Crown Castle”, explica Victoria Torre, responsable del departamento de análisis de Self Bank.

El operador de infraestructuras de telecomunicaciones compró Swiss Towers por 430 millones de euros junto a Swiss Life Asset Managers y Deutsche Telekom para hacerse con 2.239 torres de telecomunicaciones en Suiza. En julio, Cellnex se hizo con el 10% que le faltaba de su filial italiana Gatala por 87 millones de euros y también en el mes estival anunció una inversión de 170 millones de euros para hacerse con 600 torres de la francesa Bouygues Telecom.  

 

 

Y en septiembre, la empresa que dirige Francisco Reynés adquirió la compañía holandesa Alticom por 133 millones de euros. Cellnex con las cuatro operaciones tiene 23.000 torres de telecomunicaciones entre España, Italia, Suiza, Francia, Holanda y Reino Unido.

“Cellnex se convierte con estas operaciones en la principal empresa de infraestructuras de telecomunicaciones en Europa, independiente de cualquier operadora y con una fuerte diversificación por países. Es importante destacar también que las operaciones las hace a precios ajustados y por medio de activos en caja y endeudamiento a tipo fijo, por lo que una posible subida de los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) no le afectaría en exceso”, comenta Eduardo García Argüelles, analista de GVC Gaesco Beka.

Los analistas que siguen su comportamiento bursátil recomiendan de forma mayoritaria comprar sus títulos, 16 en concreto, cinco aconsejan mantener y cuatro vender sus acciones. Tiene un precio objetivo de 19,92 euros, lo que le da un potencial de revalorización del 4,7% y sus acciones cotizan a un precio por valor en libros de 7,86 veces.