El director general de Asuntos Económicos de la Comisión Europea, Carlos Martínez-Mongay, advirtió hoy que el decrecimiento del PIB español puede llegar al 3,5% este año y al 1% en 2010, mientras que el déficit previsto para este ejercicio alcanzará el 8,5% y aumentará al 10% el próximo año. Los pronósticos de Martínez-Mongay empeoran los ofrecidos para 2009 por la propia Comisión Europea a principios de este mes, que situó en el -3,2% la caída de la economía española para este año. Martínez-Mongay consideró que la destrucción de empleo en la Unión Europea alcanzará los 3,5 millones de parados, casi la mitad los sumará España, mientras que en la Eurozona, los parados superarán los 2 millones.