Caja Mediterráneo (CAM) cerró el primer trimestre del año con un beneficio de 63,2 millones de euros, lo que supone un descenso del 30,6% respecto al primer trimestre del ejercicio anterior, informó hoy la entidad.

La caja explicó que las plusvalías obtenidas por las desinversiones y ventas de participaciones industriales, entra las que se incluye Abertis, que vendió por 168 millones de euros, se han destinado íntegramente a reforzar las provisiones de riesgos, hasta alcanzar un total de 298,6 millones de euros.

La caja cerró el trimestre con una morosidad del negocio bancario del 4,8%, por debajo de la media del sector de cajas (5,17%) y a un nivel similar al registrado por la entidad en el mismo periodo del año pasado (4,9%).

La entidad señaló que la prudencia en la gestión de riesgos ha elevado su índice de cobertura al 73,1%, 31 puntos porcentuales mejor que en 2009 y casi 18 puntos porcentuales por encima de la media de las cajas de ahorros.

Con las garantías reales con las que cuenta el 72% de la cartera crediticia, la cobertura de activos dudosos se sitúa en el 141%. Además, la caja destacó que no ha hecho uso de los fondos genéricos, que ascienden a 754 millones de euros.

El margen de interés de la entidad se situó en 278 millones de euros, un 34,6% menos que hace un año, con un descenso de las comisiones del 20%, hasta los 34,5 millones de euros. El margen básico descendió un 33,3%, hasta los 312 millones de euros; el margen bruto retrocedió un 12%, hasta los 479 millones y el margen operativo retrocedió un 21,8%, hasta 282 millones.

El índice de solvencia se situó en el 12%, 1,5 puntos porcentuales más que el año pasado. CAM mejoró también su estructura de solvencia con un Tier I del 9,6%, 1,9 puntos porcentuales por encima de marzo del año pasado y con un exceso de recursos propios sobre requerimientos mínimos de 2.045 millones de euros, el 50%. El 'core capital' se situó en el 6,9% y el índice de eficiencia se colocó en el 41%.

El volumen de recursos en balance se situó en 64.854 millones de euros, mientras que los recursos minoristas experimentaron una evolución "muy positiva", situándose en 32.349 millones de euros, con un incremento de 3.739 millones, un 13% más que en marzo de 2009.

La caja explicó que este hecho, unido a la reducción de la financiación en los mercados mayoristas, proporciona a la entidad una "holgada" situación en términos de liquidez con una cobertura de vencimientos de deuda asegurada hasta 2012.

La cartera crediticia gestionada por la caja se situó en 57.528 millones de euros, ya que durante el primer trimestre de 2010 formalizó 28.176 nuevas operaciones crediticias por importe de 1.650 millones de euros.

La entidad también recordó que la caja continúa desarrollando su proceso de adaptación al nuevo escenario económico de su red de oficinas que, a cierre del primer trimestre alcanzaba 999 sucursales.

ASAMBLEA EL 31 DE MAYO

El consejo de administración de la caja aprobó hoy la convocatoria de la asamblea general ordinaria de la entidad para el próximo 21 de mayo. Entre los puntos del orden del día se encuentran la aprobación de las cuentas individuales y consolidadas correspondientes a 2009; la liquidación del Presupuesto de la Obra Social para 2009 y la aprobación del Presupuesto para 2010.

La asamblea también tiene previsto aprobar la distribución de una retribución adicional entre los 'cuotapartícipes'. Las cuotas participativas han experimentado en lo que va de año una revalorización del 5,13%.