El consejero delegado del Banco Pastor, Jorge Gost, señaló hoy que la entidad prevé que el Euribor a un año se relaje durante el próximo año y cierre 2008 en el 3,9%, en sintonía con la previsión realizada la pasada semana por el Servicio de Estudios del BBVA. Según las previsiones de la entidad gallega, el índice de referencia para los préstamos hipotecarios en España, que el pasado septiembre se situó en el 4,725%, se colocará en los primeros meses de 2008 en el 4,6%, bajando hasta el 4,3% en junio y cerrando el año por debajo del 4%.
Así lo explicó Gost tras presentar las cuentas de la entidad hasta septiembre, periodo en el que logró un beneficio neto de 154,15 millones de euros, un 25,2% más. Por su parte, el presidente del Pastor, José María Arias, señaló que la "enorme volatilidad" que viven los mercados actualmente podría provocar cambios a estas previsiones, al tiempo que lamentó que se caiga en el "catastrofismo" cuando se habla de "crisis" del sector inmobiliario y sus consecuencias en la concesión del crédito. Arias valoró el papel del sector de la construcción en el PIB nacional y señaló que "hay que ser cuidadosos" con determinadas declaraciones que se realizan a la hora de hablar de la "desaceleración" de una actividad que había crecido en los últimos años a un ritmo extraordinario. A pesar de que el entorno y condiciones acaecidas los últimos años difícilmente podrán repetirse, el sector seguirá registrando una demanda de medio millón de nuevos hogares por año, lo que supondrá "volver a la normalidad". Los resultados presentados hoy muestran un crecimiento del 21,5% en inversión crediticia -23.734 millones-, destacando el comportamiento de los créditos vinculados a pymes, mientras que los prestamos con garantía real, que incluyen hipotecas, crecieron un 18,1%, hasta los 13.253 millones. De los créditos con garantía real, el 30% está destinado a compra de casas de particulares (casi 4.000 millones) y el 10% para promociones (1.325 millones). Según Arias, más del 95% de las hipotecas se conceden en base a un valor de tasación del inmueble inferior al 80%, y el resto cuentan con garantías adicionales o seguros de crédito, mientras que el 74% de las hipotecas son para la compra de primera vivienda. Además, el 70,7% de la inversión crediticia se financia con depósitos de clientes, con un índice de mora del 0,72%, frente al 0,73% de un año antes, y "con una amplia cobertura", del 259,2%. Gost señaló que el número de impagos ha aumentado en los últimos meses, si bien la morosidad siguen en mínimos históricos. Arias aseguró que la entidad ni ha cerrado ni cerrará la concesión de crédito a promotores, ya que "no existe un mal sector ni un mal producto, lo que puede existir es una mala empresa", por lo que es vital evaluar adecuadamente el riesgo y la "calidad" del cliente, como el Pastor lleva años haciendo, agregó.