El consejero delegado de Banesto, José García Cantera, considera que los efectos de las turbulencias financieras en el mercado de crédito son ya "estructurales" y "están aquí para quedarse". En su intervención en el décimo Congreso Nacional de la Empresa Familiar, García Cantera ha señalado que el mercado interbancario "está retomando" su actividad tras el parón provocado por la crisis de los mercados financieros en agosto. Eso sí, las turbulencias en los mercados interbancarios no van a persistir, aunque sí se mantendrán o serán "estructurales" en las del mercado de crédito.
Así, ha subrayado que habrá un "racionamiento" del crédito, junto al endurecimiento de las condiciones monetarias provocado por la subida de tipos de interés y la apreciación del euro, así como por una mayor diferenciación de los tipos de riesgo por parte de los bancos. Previsión de crecimiento Para José García Cantera, cualquier estimación de crecimiento económico hecha antes del verano tiene que ser ajustada, y en este sentido ha señalado que Banesto apuesta por un "razonable" aumento del Producto Interior Bruto para 2008 de entre el 2,5 y el 3% -la estimación oficial del Gobierno es del 3,3%-. Aunque ha reconocido que habrá también "ajustes" en la concesión de crédito, ha asegurado que la banca seguirá estando dispuesta a financiar "proyectos industriales interesantes", y dejará de financiar operaciones más "apalancadas". A su juicio, antes de la crisis de agosto había un "acceso ilimitado al crédito" que lo fue para prácticamente "todas las empresas sin condición", y en el que no se diferenciaban los tipos de riesgo, lo que provocó una "pérdida radical de confianza" que se materializó en el "cierre" del mercado interbancario, que ya se está recuperando.