Responsables del Banco Urquijo, filial del Banco de Sabadell, han minimizado hoy los efectos de la crisis del mercado hipotecario de Estados Unidos en la marcha de la economía mundial y en los mercados financieros durante el próximo año. En un encuentro con periodistas, el director de gestión de activos, Jaime Hoyos; el director de estrategia, Avelino Hernández, y el director de renta variable, Julio Carrión, han expresado su confianza en la marcha de la economía mundial y en las buenas perspectivas de los mercados financieros.
Por lo que respecta a la renta variable, Julio Carrión, responsable de este sector en el Banco Urquijo, ha minimizado el impacto de la crisis de las hipotecas "subprime" o de alto riesgo, "excepto en la banca estadounidense y en los fondos de inversión que habían titulizado ese tipo de préstamos". Aunque apuntó que el selectivo español Ibex-35 "es un índice espectacular pero no muy fiable, dado que cuatro o cinco grandes valores llevan casi todo el peso de la negociación", Carrión se mostró convencido de que en los próximos meses "la bolsa española, que no es cara, va a subir". Por sectores, destacó el petróleo, las telecomunicaciones y el consumo como los objetivos donde se encuentran las mejores posibilidades para los inversores, frente a inmobiliarias, constructoras, sector financiero y farmacéuticas. El director de renta variable del Banco Urquijo ha señalado a los pesos pesados de la banca española -BBVA y Santander- como las mejores opciones de inversión en España "por su buen precio, la diversificación de su negocio y su crecimiento por encima del 10%". Por lo que respecta a la situación macroeconómica, el director de estrategia del banco, Avelino Hernández, ha señalado que los desequilibrios causados por la crisis del mercado hipotecario de Estados Unidos se verán contrarrestados en 2008 por la positiva evolución de las fuerzas determinantes de la economía -el elevado crecimiento de la productividad, la globalización y el mejor manejo de las políticas monetarias y de oferta-. Los buenos resultados económicos globales de los últimos tres años, añadió, se van a prolongar este año y también en 2008, todo ello con la ayuda de tasas de inflación muy bajas y de los buenos resultados de las empresas. Hernández apuntó, no obstante, la existencia de una cierta "sobrevaloración de activos financieros y reales" tanto en europa como en Estados Unidos. El director de gestión de activos del banco, Jaime Hoyos, por su parte, señaló que el repunte en el precio del petróleo "no será un factor determinante de la desaceleración de la economía global en los próximos meses".