La primera de las últimas tres sesiones del año ha estado marcada por las dudas. Los principales índices estadounidenses han cerrado prácticamente sin cambios, después de muchas vacilaciones durante la jornada.
De esta forma, al S&P 500 le quedan dos días para cerrar su tercer año consecutivo de ganancias dentro de un mercado alcista que dura ya casi cinco años y nueve meses.

Así, pese a los temores con los que los inversores han iniciado la sesión, los principales índices se han mantenido en máximos históricos. Han conseguido superar así, el fin del tapering, además de varios problemas geopolíticos como la guerra entre Ucrania y Rusia.

Los expertos no creen que durante la semana se vayan a producir grandes ganancias, ya que los volúmenes suelen bajar en los últimos días del año, coincidiendo con las vacaciones.  (Un año para formar un H-C-H invertido).

De esta manera, el S&P 500 termina la sesión con una subida del 0,09%, el Dow Jones, cae un 0,08% mientras que el Nasdaq cierra sin cambios en 4.806,91 puntos. 

La sesión también ha estado marcada por una nueva caída del precio del petróleo. Comenzaba el lunes con los temores de que un incendio en un pozo de Libia pudiera alterar la producción, aunque luego las noticias han confirmado que no habrá problemas al respecto, con lo que el Brent ha terminado la sesión con caídas de más de un 2,5%.

Pero lo que más ha preocupado a los inversores en la sesión de hoy ha sido las noticias que llegan, de nuevo, desde Grecia. El parlamento griego ha rechazado que Stavros Dimas asuma la presidencia de la República y se adelantarán las elecciones al próximo 25 de enero.

En principio la inestabilidad afecta a los mercados, aunque lo que más temen los inversores es que el partido Zyriza logre alzarse con el poder. La Europa de la austeridad tendría, de esa forma, un problema, ya que este partido aboga por no poner en marcha las políticas de austeridad que exige la Troika y no pagar la deuda que atenaza al país. Lo que para muchos griegos sería la solución, los mercados lo ven como una auténtica amenaza que, además, podría volver a encender la mecha de la crisis europea que marcó la agenda económica internacional en 2011 y 2012.

A la espera de que se conozcan algunos datos durante la semana como la confianza de los consumidores, dentro de Estados Unidos la jornada ha estado marcada por las noticias empresariales.

Hoy Gilead Sciences ha subido casi un 3% en un rally que dura ya tres días y que sigue a la mayor caída de dos días desde febrero de 2012. La compañía, además, ha recibido hoy una recomendación positiva de Morgan Stanley. (Sale Gilead Sciences y entra MetLife)

Las empresas ligadas a la energía han caído hoy arrastradas por el descenso del petróleo. Por el contrario, entre las principales ganadoras, las compañías que más se benefician de este abaratamiento, las ligadas al consumo. Algunas como General Motors ha subido más de un 2% o Macys, que también se ha apuntado un 2%.

LiveDeal ha cerrado con alzas de más de un 18% tras presentar unos resultados de 2014 mejores de los previstos por los expertos.

En este contexto, la rentabilidad del bono a 10 años se sitúa en 2,215%, el EURUSD está en 1,2153, el oro se encuentra en 1.183 dólares  el brent  se mueve en 57,98 dólares por barril y el VIX está en 15,42.

Si quiere recibir alertas cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí.