Howard Gold cita en su última columna un informe de Jim Stack, el presidente de InvesTech, en el que el experto afirma que la actual fase alcista de los mercados podría estar muy cerca de su fin.
En concreto, tal y como se apunta en ese artículo, Jim Stack asegura que “podemos ver el techo de este mercado alcista este mismo año”. Eso sí, el experto no tiene muy claro si será inmediatamente o se producirá dentro de seis o nueve meses.

Aunque Stack ha mantenido la cautela durante muchos meses, en sus últimas notas a sus clientes recomienda rebajar la exposición a la renta variable hasta el 76% y dejar el resto de su cartera en liquidez.

Gold asegura que “aunque este porcentaje parezca mucho, se trata de la mayor cifra dedicada a efectivo que el experto ha recomendado desde que comenzó el actual bull market en marzo de 2009”.

Recuerda el columnista que Stack afirmaba recientemente en una entrevista que “podríamos estar en el último tercio de esta fase y más cerca del final de lo que lo que podríamos pensar. Podríamos ver el pico este año”.

A pesar de todo, el experto destaca que si continúa la fase actual hasta mayo y el S&P 500 se apunta un 5% más desde los máximos del 2 de marzo, estaríamos en el tercer mercado alcista más largo de los últimos ochenta años y el tercer más rentable para los accionistas.

En su opinión, “aunque los mercados alcistas no mueren de viejos, hay signos de que se está haciendo tarde en este juego de bullish”.

El experto cree que uno de los problemas del actual mercado es la cobertura de los medios que siguen festejando la publicación de algunos datos como el del empleo. “Los mercados alcistas suelen tocar techo cuando se producen buenos datos económicos y los medios presionan a la FED”.

En este sentido, Stack cree que la subida de los tipos en Estados Unidos podría conllevar algunos problemas al actual mercado alcista. Precisamente, lo hemos visto ya en los últimos datos de flujos de fondos, tal y como evidencia la encuesta de gestores que elabora cada mes BofA Merrill Lynch, en la que puede verse cómo el dinero huye desde Estados Unidos a Europa.

De acuerdo con la opinión de este experto, un par de subidas en el corto plazo podrían tener el mismo impacto en los mercados que tuvieron en el pasado varias alzas en el precio del dinero.

Entre las señales que le preocupan, según este experto:
- Los inversores profesionales están extremadamente alcistas, con el sentimiento bajista en apenas un 14%. Se trata del menor número de bearish desde 1987, justo antes del crash, asegura Gold que dice Stack.
- Los beneficios empresariales tocaron techo hace un año, aunque las cifras de beneficio por acción del S&P 500 han seguido subiendo. De acuerdo con el experto, esta discrepancia es una bandera roja.
- Aunque el PER del S&P 500 está en 19,9 veces, y este ratio está algo por debajo de la media cuando los tipos están por debajo del 3%, si es cierto que convierte a la renta variable en un activo vulnerable cuando se produzcan las subidas de tipos. Según los datos que maneja Stack, la compañía media de la bolsa de EEUU cotiza a su mayor valoración de los últimos 65 años.

¿Cuánto pueden caer las bolsas?
En su opinión, el S&P 500 podría perder alrededor de la mitad de las ganancias del actual mercado alcista. “Si el pico del 2 de marzo fue el techo, esto podría implicar un descenso de un 35%”. Stack apunta que los inversores deberían evitar invertir en el sector financiero, utilities.

S&P 500 a largo plazo



Si recibir más análisis de la renta variable estadounidense, pinche aquí.