El sector financiero ha sido uno de las industrias que más se ha beneficiado de la victoria de Donald Trump. Y aprovechando esta circunstancia, el magnate e inversor George Soros ha aprovechado para aumentar su posición en algunas entidades bancarias.
 
En su último comunicado al regulador, la firma de Soros ha declarado una posición de 14,9 millones de dólares en Goldman Sachs y ha comprado más acciones de Bank of America por un importe de 3,9 millones de dólares.  Es más, una de sus principales apuestas en el último trimestre del año ha sido en el S&P Select Sector SPDR Fund, un índice sectorial financiero al que ha dedicado 72,6 millones de dólares.

Por el contrario, la firma ha vendido toda su posición en la farmacéutica Procter & Gamble.

Evolución de Bank of America y Goldman Sachs en un año

Goldman Sachs


Oro
Los registros muestran también que Soros se ha liberado de toda su posición en el oro que tenía a través del SPDR Gold Trust, después de que el metal precioso haya tenido su peor comportamiento trimestral en tres años y medio. También se ha retirado del accionariado de Barrick Gold. En concreto, el último trimestre del año el precio cayó un 12,5%. En estos momentos, el precio del oro cotiza en 1.226 dólares la onza.

Sin embargo a principios de febrero los precios alcanzaron máximos de tres meses ante la incertidumbre creada por los efectos que podrían generar las políticas de Trump.
Por otro lado, la firma de John Paulson ha reducido su posición en SPDR Gold Trust hasta 4,4 millones de acciones valoradas en 478 millones de dólares  desde  4,8 millones de acciones valoradas en 600 millones de dólares en el tercer trimestre del año.

fase de consolidación

 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Warren Buffett supera sus reparos y se lanza a comprar Apple”