Los expertos de Fidelity consideran que la renta variable estadounidense es uno de los mejores de activos de inversión a medio plazo. 
De hecho, Dominic Rossi, el director de inversiones de la entidad considera que dado el actual nivel de crecimiento de los dividendos en este mercado, el S&P 500 podría subir un 50% en los próximos cinco años.

En concreto, el gestor ha escrito en un artículo en el FT que “la fortaleza del crecimiento de los dividendos debería llevar al S&P 500 más arriba, y podría alcanzar los 3.000 puntos antes de 2020”, ha dicho.

SPX histórico


Fuente: Yahoo Finance

Esto implicaría una revalorización media de la bolsa de alrededor de un 10% cada ejercicio hasta esa fecha. Hay que tener en cuenta que en apenas un mes se cumplirá el sexto aniversario del actual mercado alcista, lo que implicaría el segundo más largo en los últimos ochenta y cinco años y el cuarto más extenso de la historia. En este tiempo, el S&P 500 ha logrado revalorizarse alrededor de un 200%.

El experto comentaba en su artículo que el crecimiento del dividendo por acción hasta el tercer trimestre del año pasado fue del 11,3% (en términos interanuales). Por eso “hay poco espacio para preguntarse por qué la bolsa estadounidense ha sido una de las más rentables para los inversores en los últimos años”.

Rossi cree que esta tendencia va a continuar en el tiempo. “No podemos encontrar otro activo que genere ese nivel de crecimiento en los ingresos en dólares. Los mercados emergentes ofrecen muy poco dividendo en relación con Estados Unidos. Además, los problemas de la divisa y la caída de su renta variable son un obstáculo”, apunta.
El director de inversiones de Fidelity avanza que el crecimiento del dividendo por acción del S&P 500 seguirá por encima del 10%”
. En la actualidad más de 400 compañías del índice pagan dividendo.

En Fidelity calculan que basándose en esta estimación de dividendos, si se asume que la rentabilidad por dividendo del índice se mantendrá en la media de 10 años, en torno al 10%, el S&P 500 podría alcanzar los 2.400 puntos en 2.16 y los 3.000 antes de que acabe la década.

Si quiere acceder a más análisis del S&P 500, pinche aquí