Dentro del mundo de la especulación en los mercados financieros hay un elemento temido y al que el trader no puede hacer frente debido a las propias limitaciones físicas que conlleva la operativa.

Estamos hablando de las máquinas de alta frecuencia (High Frequency Trading o HFT en inglés) encargadas de ejecutar operativas en 0,0025 segundos (no se me ha deslizado el dedo en el dato) para grandes instituciones de inversión como pueden ser Goldman Sachs, Barclays, Morgan Stanley y diversos Hedge Funds.

Estas máquinas funcionan a través de sistemas algorítmicos que evalúan cualquier mercado y reaccionan de acuerdo con su estrategia mediante órdenes de compra o de venta de un modo muy optimizado en milisegundos para así obtener pequeños beneficios por operación. De este modo, consiguen grandes ganancias a lo largo del día gracias a la ejecución de millones de operaciones.

La negociación automática tiene sus orígenes en el mismo punto en que aparecieron los ordenadores, pero las HTF nacieron en la década de los años noventa en Estados Unidos operando en el mercado de derivados y que en la actualidad se ha extendido a la resta de mercados de acciones, deuda pública y forex.

La mayoría de riesgos que asocian las HFT con el mercado tienen que ver con la capacidad de proveer liquidez, con el riesgo operacional, riesgo de manipulación y/o abuso y el riesgo de igualdad entre los participes ya que aunque inversores y maquinas aunque tengan la misma información el ritmo de resolución será claramente favorable a las máquinas de alta frecuencia.

Fruto de estas máquinas el 6 de mayo de 2010 en el Dow Jones se originó el "Flash Crash", perdiendo 998 puntos un 9,1% en apenas cinco minutos y recuperándolos en los 15 minutos siguientes. En noviembre de ese año el regulador del mercado estadounidense la SEC anunció que el declive se produjo como consecuencia de la venta de 75.000 futuros del mini S%P 500 por parte de la máquina de alta frecuencia de Waddell & Red Financial que no programo bien una venta que se debía ejecutar durante el plazo de cinco horas.

Ante este escenario... ¿Es positivo para los mercados la utilización de máquinas de alta frecuencia?, ¿Debemos entender el mundo de la especulación de otra manera?

"Estas son las cuestiones y en vuestra mano quedan las resoluciones"