El director de estrategia de BlackRock señala a estos dos sectores entre sus favoritos en Estados Unidos en el actual entorno económico.

En una nota a sus clientes, Koesterich hace referencia a que la renta variable ya se ha convertido en un activo más atractivo que los bonos en lo que va de año. Asegura el director de estrategia e inversión de la entidad que “las acciones se están viendo beneficiadas por los síntomas de estabilización económica en Europa y Japón”. Además, esperan que el crecimiento global comience a estabilizarse este ejercicio “lo que apoyaría la teoría de que es momento de construir una cartera de acciones diversificada y sobreponderarla con respecto a los bonos”.

En este sentido, desde BlackRock aseguran que hay más oportunidades en el sector de tecnología y las grandes compañías petroleras integradas “que están comenzando a responder al aumento del precio del petróleo”.

Durante la semana pasada “señalamos los riesgos de los sectores defensivos y las acciones dividendo como las utilities y los REITs, que creemos que son vulnerables a un aumento de los tipos de interés en Estados Unidos. De hecho, la semana pasada el Philadelphia Utility Index cayó otro 3,5% y los inversores y los inversores están comenzando a rotar a segmentos más cíclicos del mercado, una tendencia que respaldamos”, explica el director de estrategia de BlackRock.

Philadelphia Utility Index 

utilities

“Un área en el que vemos oportunidades es la tecnología. La semana pasada Cisco publicó buenos resultados, con un aumento de los ingresos de un 7% y Apple se convirtió en la primera compañía en alcanzar los 700.000 millones de dólares de capitalización. De hecho, la semana pasada el sector subió un 4% en bolsa. La reciente fortaleza en el sector ha ayudado al Nasdaq Composite Index a alcanzar sus máximos desde principios del 2000”, explica Koesterich.

El experto también ve oportunidades en la energía. Así, asegura en su nota que “especialmente son atractivas las compañías integradas de petróleo, que creemos que serán las beneficiarias de una mejora marginal de la perspectiva económica mundial. Es un patrón parecido a lo que hemos visto en las últimas semanas, el precio del petróleo ha subido con fuerza. Los catalizadores para este aumento han sido una mayor caída en la producción estadounidense, lo que indicaría que la oferta se habría reducido lo que habría animado el aumento de los precios, así como una mejora de la economía europea.”

Es justo ese el motivo que lleva a afirmar al experto de BlackRock que la reciente subida del precio del barril beneficia a las grandes compañías y que por eso siguen viendo valor en este segmento del mercado.

Si quieren acceder a más análisis de los mercados estadounidenses, pinchen aquí.