Seguimos viendo al mercado bien, son recortes normales desués del rally de final de año y un arranque bueno. Se junta a la caída del petróleo y a la situación de la libra. Además el Dow está a la puerta de los 20.000 puntos con lo cual es normal que esto se detenga.
 
Hay una incertidumbre de corto plazo que es la toma de posesión de Donald Trump. A mí me parece que Trump presidente va a ser diferente al Trump candidato y será menos ruidoso y más empresarial. Después de lo bien que lo ha hecho el mercado lo normal es que se aplane un poco.

Creo que Theresa May está buscando tener una negociación más suave. Lo que están haciendo es preparar a su economía para el impacto y depreciando la divisa. Podría haber inflación pero como un proceso lento y no brusco y agresivo. Además creo que va a ser un proceso sano. En teoría esto abriría la puerta a subir tipos próximamente. Esto en el medio y largo plazo es sano, aunque en el corto plazo va a ser duro. Va a haber dificultades comerciales con el resto de socios. En el medio plazo debería funcionarles.

No veo al petróleo por encima de los 60 dólares este año. Además se está invirtiendo en infraestructuras. Está complicado que suba esos niveles. Vuelve a salir más petróleo al mercado a pesar del acuerdo entre OPEP y no OPEP. El rango entre 55 y 45 dólares es el que va a funcionar.

Declaraciones a Radio Intereconomía