“No ha cambiado mucho el escenario macro económico, por un lado, Europa está dividida en países que muestran datos positivos y, por el otro, hay países que no se preocupan de mejorar su situación”, afirma Alexis Ortega, socio director de Finagentes Gestión.

Las bolsas siguen subiendo y, este panorama continuará “hasta que no se hable de la posibilidad de hacer un Quantitative Easing”, dice Ortega. No obstante, “hay ambigüedad en las palabras de la Fed pues, EEUU puede necesitar un nuevo QE, pero los acreedores no quieren otro y la población está cansada de rescatar bancos. Se quiere transmitir una sensación de que las cosas van bien y hay que mantener la ambigüedad para dar la impresión de que los bancos están bien, aunque no lo están”.

Dentro del sector financiero de EEUU esta semana hemos conocido los tests de stress que, “son pruebas de cómo se comportaría el sistema financiero ante un escenario grave, sin embargo, creo que es el propio escenario el que condiciona la situación concreta de las entidades en cada momento. He perdido mucha confianza en lo que significan estas pruebas”.

El ratio PIB/deuda de España es más del 68%. “Por un lado, España partía de unos niveles a la mitad de los actuales cuando comenzó la crisis, pero se ha crecido mucho en el nivel de deuda. Siendo exacto este ratio, define que estamos en unos niveles de endeudamiento incompatibles con el crecimiento. No obstante, lo que realmente nos debería preocupar es el endeudamiento privado, que podría ser del 300%, por eso, economías como la española o la italiana no pueden crecer sin ayudas”.

“El tema de Grecia no se va a solucionar”, declara en Radio Intereconomía Ortega. “Incluso creo que se transmitirá a otros países, como Irlanda, Portugal, España o Italia. Además, el lunes se determinarán las compensaciones que Grecia tendrá que hacer a los acreedores que no han cobrado, ahora que ya ha admitido que no va a poder hacer frente a los vencimientos de deuda”.

A pesar de los mejores datos macro, la economía de EEUU aún está saliendo de la crisis, como muestra su dato de confianza del consumidor pues, entre 65-75 puntos marca una zona de recesión y actualmente está retrocediendo por debajo de 75. En 90 sí que hablaríamos de recuperación. El gran Handicap de la economía estadounidense es el excesivo nivel de apalancamiento. Hasta que no acabe este desapalancamiento es ilusorio hablar de recuperación”.