“El mercado está compran todo lo que el año pasado cayó con fuerza, como los cíclicos y la banca. Pero son movimientos esporádicos y todo volverá a su cauce. De hecho, sólo ha sido una rotación de cartera, pues no ha entrado capital nuevo al mercado, explica José Lizán, analista de Nordkapp.


“La banca tiene que ser el driver que haga que los índices rompan resistencias o no, como para romper los 2.400 puntos del EuroStoxx 50”, indica Lizán. Pero “ahora hay una diferencia en el mercado respecto a hace meses, y es que el BCE ha tomado una política expansiva desde diciembre con Draghi al frente. En febrero habrá otra inyección de liquidez a los bancos, que se espera menor que la anterior. No obstante, el analista aconseja “estar prudente en el largo plazo y, sobre todo en España”.

En el sector financiero español “fusiones y adquisiciones tiene que, además, así lo ha pedido el Gobierno. Estas fusiones, como no hay dinero, se harán con el intercambio de acciones. Por ejemplo, Popular pagó prima a los accionistas de Pastor, aunque a través de acciones”.

A pesar de los acuerdos entre IAG y parte de su plantilla, “la compañía tiene una rígida estructura de costes que han intentado flexibilizar con una compañía de bajo coste, pero esto sólo pasará con los años y cuando se incorpore otro régimen, por lo que seguirán las continuas luchas con los trabajadores”

“Hay que apostar por mercados internacionales. Nos gusta USA, el dólar y el sector tecnológico”, reconoce el analista.

En el mercado de divisas, “el euro está en un rebote lógico tras la revalorización que vivió el año pasado. Visitará los 1,31-1,33 dólares, zona de acumulación de posiciones en dólares, lo que le llevará a 1,16 dólares finalmente.

Grifols, Inditex, Repsol, Ebro Foods, Ferrovial y OHL tienen unos fundamentales atractivos y son las más atractivas en el Ibex 35”. En cambio, “los bancos están en un rebote técnico dentro de un contexto bajista”.

Declaraciones a Radio Intereconomía