Los inversores en Bitcoin están de enhorabuena esta semana. La popular criptomoneda ha superado el umbral de los 52.000 dólares por primera vez desde diciembre de 2021, recuperando una capitalización de mercado por encima de un billón de dólares, de acuerdo con CoinMarketCap.

El movimiento viene impulsado en buena medida por una mayor demanda de bitcoin gracias a los ETF de bitcoin al contado recientemente lanzados en EEUU. Al mismo tiempo, las salidas de capital del ya que las salidas de capital del Grayscale Bitcoin ETF (GBTC), que pesaron sobre el sentimiento del mercado durante la primera parte del mes pasado, parecen haber disminuido considerablemente. “La falta de venta por parte de las mineras y el gran inflow de capital mediante los ETF de Bitcoin fueron la receta perfecta para que bitcoin realizara un movimiento agresivo al alza, subiendo con fuerza un 35% desde su reciente mínimo”, explica Matteo Taronna, analista de Bitget

La gran pregunta es qué ocurrirá ahora. “Cuando las criptos tienen un impulso como este, quién sabe a dónde irán después, y eso puede aplicarse en ambas direcciones”, avisa Craig Erlam, analista de OANDA. La mayor criptomoneda “ha subido más de un 35% en menos de un mes y no me cabe duda de que seguirá siendo un tema candente en las próximas semanas”.

A juicio de Taronna, “es importante destacar que, a medida que nos acerquemos a la zona de los 53.000 hasta los 55.000 dólares, es una zona importante de venta para las mineras de acuerdo a los datos on chain”. “Esto puede indicar que tendremos una posible resistencia por la parte superior, donde el precio decidirá si oscilar o retroceder a marcar un nuevo bajo más alto”. “En caso de oscilar por encima de los $50.000, seguido de una bajada en la dominancia de bitcoin, podríamos ver grandes movimientos en las altcoins hacia el alza debido a los principios de la fluencia de capital dentro del espacio de las criptomonedas”, añade Taronna.

Desde el punto de vista del análisis técnico, para Gerardo Ortega, analista independiente y colaborador de CMC Markets, cree sin embargo que puede estar abierto el camino hacia máximos de todos los tiempos. Ortega, que ve “muy buenas sensaciones”, considera que la popular criptomoneda podría superar los 70.000 dólares.

En todo caso, a su juicio la respuesta la puede tener Ethereum, porque ambas criptomonedas están muy correlacionadas y esta última es la que confirma lo que está haciendo bitcoin.

Los ejemplos de su pasado reciente

Según muestra un análisis realizado por Bespoke Investment Group, el precio de Bitcoin alcanzó un pico a corto plazo a principios de enero, justo cuando los ETP que rastreaban la criptomoneda más popular comenzaron a cotizar. Sin embargo, “desde ese máximo del 11 de enero, los precios retrocedieron más del 21% en menos de dos semanas, lo que, incluso para bitcoin, es una fuerte caída en un período tan corto”.

Cuando el Bitcoin retrocedió desde ese máximo de principios de enero, “parecía que su precio seguiría un camino similar al que siguió después de otros hitos de aprobación”, señala Bespoke Investment. En diciembre de 2017, después del lanzamiento de los futuros de bitcoin, los precios casi inmediatamente alcanzaron su punto máximo, pero posteriormente cayeron más del 80%. Senda similar la seguida en octubre de 2021, cuando se lanzó por primera vez el ETF de futuros de bitcoin: los precios alcanzaron su punto máximo, pero poco después, una vez más, lo que llegó finalmente fue otra caída cercana al 80%.

“La única diferencia entre el lanzamiento de los ETP de Bitcoin en enero y los otros dos períodos fue que, si bien el precio de bitcoin estaba en máximos históricos o cerca de ellos en cada uno de esos dos picos anteriores, todavía estaba un 30% por debajo en esta ocasión”, señalan los autores de Bespoke Investment. 

“Si bien los ‘inversores’ pueden haber estado entusiasmados antes del lanzamiento, el nivel de entusiasmo no fue tan fuerte como a finales de 2017 y finales de 2021”. Incluso después del rally actual hacia máximos de más de dos años, el bitcoin todavía está más de un 25% por debajo de su máximo histórico. La criptomoneda llegó a rozar los 69.000 dólares en noviembre de 2021.

Un factor adicional a tener en cuenta es que para abril de este año se espera el halving de bitcoin, un evento programado que se produce cada cuatro años (más o menos) y que reduce a la mitad la recompensa que reciben los mineros por validar transacciones en la red de Bitcoin. 

Estas reducciones a la mitad continuarán hasta que no se produzcan nuevos bitcoins y la moneda alcance un suministro final de 21 millones de tokens. A cada una de los tres ‘halving’ anteriores le siguieron nuevos máximos históricos en 12 meses, por lo que muchos inversores confían en que se repita la historia.