El beneficio de la constructora que preside Florentino Pérez cayó un 0,7% en los nueve primeros meses del año. El descenso se ha producido tras la venta de Urbaser, que ha dejado de aportar al grupo.
 
Las ventas, por su parte, se situaron en 23.371 millones de euros, lo que implica una caída del 5,3% con respecto al mismo periodo del año anterior. En la compañía explican que este descenso se ha producido por “la actividad de construcción, afectada por la menor actividad en España y por la terminación en Australia de grandes proyectos de gas natural licuado (GNL) durante la primera parte de 2015”.

La cartera a finales de septiembre de 2016 ascendía a 62.138 millones de euros, un 9,1% superior a septiembre de 2015. La empresa apunta que estas cifras garantizan un “crecimiento futuro con una distribución geográfica similar a las ventas actuales. De hecho, la mayor cartera proporcional en Asia Pacífico se debe a los contratos de servicios de minería cuya extensión es mucho mayor que los de construcción e ingeniería”, dicen en la entidad.

Por unidades, explican en ACS que destaca la actividad de Construcción que crece un 44,7% tras los procesos de transformación implantados en Hotchief y sus filiales, y el incremento de participación del Grupo en su capital.

Por su parte, el beneficio neto del área de Servicios Industriales, sin considerar la venta de los activos de energía renovable en 2015, decrece un 2,0% como consecuencia de la ralentización en el desarrollo de proyectos de petróleo y gas en el mercado mexicano y la menor inversión en activos energéticos en España.

Además, el beneficio neto de Medio Ambiente aumenta un 1,7% e incluye la contribución de Urbaser como actividad interrumpida, cuyo acuerdo de venta con un grupo inversor chino se firmó el pasado mes de septiembre y que está pendiente de obtener los permisos regulatorios correspondientes, previsto para los primeros días de diciembre.
Resultados de ACS
http://www.estrategiasdeinversion.com/cotizacion/acs

 
“¿ACS o su filial Hochtief?”
“ACS espera a Trump con impaciencia”