Creo que esto está más o menos como ha estado en las últimas semanas. Hemos abieto con un tono positivo después de que la semana pasada se salgó con una reducción de las posiciones de riesgo. En Europa hay muchas dudas políticas con las elecciones de Francia u Holanda. Italia quita presión.
 
En los resultados empresariales en Europa hay bastante equilibrio entre las que han dado sorpresas negativas o negativas y luego ha habido un tema y es que se estaba descontando que las promesas electorales de Trump, especialmente en el tema fiscal, las íbamos a tener ya. Estas medidas no tendrían efectos hasta 2018 y con las bolsas en máximos esto debería frenarse.

Hoy no hay mucho dato macro, aunque mañana en EEUU tenemos la segunda estimación del PIB y eso podría dar más confianza en el contexto. Si pudiéramos excluir el tema político deberíamos ver alguna recuperación, pero el riesgo político es alto.

Creo que la liquidez no es la única opción. Esta semana hemos visto resultados en empresas españolas que lo han hecho muy bien. He visto subidas de precios objetivos para valores españoles que la semana pasada han publicado resultados muy buenos. Podemos ir por la vía de rentabilidad por dividendo.

En principio todo el mundo pensaba que el plan fiscal iba a llegar antes y ahora dicen que se puede retrasar una semana con lo que los efectos serían para 2018 y eso le quite gas a las bolsas americanas y eso podría hacer que centráramos la atención en Europa.

Declaraciones a radio Intereconomía