El MAB fue el protagonista de la última sesión de la XII edición del Medcap y Estrategias de Inversión tuvo la oportunidad de entrevistar a uno de sus representantes, Hernán Scapusio, CEO de Agile Content. Y con él hablamos tanto de este mercado, como del futuro de su compañía.

¿Qué impresiones te llevas de este foro Medcap?

Estar aquí siempre es positivo. Es un punto de encuentro regular. Es el segundo año que nosotros participamos y vemos que es una dinámica atractiva de mantener una constancia a la hora de poder hablar con analistas e inversores, para dar un seguimiento a la evolución de la compañía.

Este 2017 se cumplen dos desde que debutasteis en Bolsa, ¿cómo valoras este tiempo como cotizada?

Es muy positivo, ser cotizados nos ha permitido trabajar en mercados internacionales con más solvencia. Hemos ganado bastante reputación, y poder hacer acuerdos con grupos como Turner, Cartoon Network… que si no hubiera sido difícil. Y poder llevar a cabo operaciones corporativas en las que, en parte, tu acción tiene un valor en el caso de intercambio de efectivo y títulos que de otra manera, siendo una empresa no cotizada, hubiera sido más complicado.

Es muy loable que tengamos un mercado como el MAB. Dicho esto, todavía hay mucho por recorrer, aún tiene ciertas carencias de liquidez y de tamaño, que habrá que ir solventando a lo largo del tiempo. Quizá está más relacionado con el private equity y el family office, falta un poco los extremos el institucional y el retail.

El balance es positivo. Para nosotros es importante. Y forma parte del crecimiento de la compañía.

También habéis dado el salto al mercado alemán, ¿qué nos puedes contar de esta experiencia?

Básicamente, en la fase de internacionalización en la que estábamos ante de entrar en el MAB, éramos un player regional, con presencia principal en Hispanoamérica, un 70%-80% de las ventas eran exteriores. Al salir a cotizar, nosotros lo que buscábamos sobre todo era ir desarrollándonos en los mercados occidentales, con foco en el mundo anglosajón o en Europa central, y en Estados Unidos y Canadá. Y como parte  de ese proceso, hacer un dual listing en Alemania nos permite tener, por un lado, visibilidad en esos mercados, ir poco a poco apareciendo en researchs, y tener cierta cobertura, que las empresas de pequeña y mediana capitalización nos cuesta más. Y, por otro, ir creciendo comercialmente allí, y que el accionariado represente también nuestra voluntad global.

Creemos que así como el MAB puede ser un instrumento para pasar al Continuo, en muchas empresas cuyo mercado principal es España, pero para nosotros nuestro target market es el Nasdaq, es donde tiene que estar una empresa de tecnología, y lo demás son caminos y pasos para tratar de llegar a ese objetivo.

Vea también: Esta semana pondrá a prueba a los mercados

¿Cómo avanzan vuestros planes en Estados Unidos?

Básicamente, desarrollar tecnología y estar en los reportes Garner, estar trabajando con empresas como AT&T, Sky o la propia Telefónica, nos da un nivel de competitividad importante. Competimos en la liga internacional a todos los efectos, porque realmente aquí no hay mucho player local. Cuando empresas de este tamaño te contratan, te comparan con todo lo que hay en el mercado. En ese sentido, las compañías europeas y españolas tienen un mal endémico, que es la falta de tamaño, y tienen una cierta desventaja competitiva a la hora de captar capital, porque en Estados Unidos se apuesta más por los grandes ganadores, con mayor capacidad financiera.

Entonces, nosotros estamos dando pasos en esa dirección. Creemos que todavía tenemos que ganar tamaño; reforzarnos en Europa; ir entrando en Estados Unidos, es algo que estamos haciendo, sobre todo de la mano de partners de contenido que son marcas globales con las que estamos haciendo negocio, como Bloomberg o Turner. Y eso nos va dando una cierta presencia en el mercado. Hay que dar varios pasos antes de poder estar en condiciones de lograr ese objetivo, pero estamos cumpliendo con un plan y lo estamos ejecutando.

Recientemente habéis comprado Over the Top Networks por 6,9 millones de euros, ¿tenéis más planes de crecimiento en ese sentido?

Cuando salimos al MAB, y así lo entiende todo el núcleo duro de accionistas, comunicamos que para crecer tenemos que hacer un mix de orgánico e inorgánico. Esto está planteado, por eso cotizamos, para financiarlo, no sólo de manera directa, con capital captado en el mercado, si no también poner en valor nuestras acciones, y que jueguen parte del precio en operaciones de M&A en efectivo y títulos.

Hemos cumplido un año desde cerrar la operación de OTT. Hemos ejecutado las sinergias como teníamos previsto (aproximadamente el 80%), ahorros de costes importantes, pero más clave es el hecho de que está bajo nuestro control, hemos integrado equipos en España y en Brasil, para optimizar estructura, pero sobre todo lo que buscábamos era una complementariedad de portfolio. Hemos trabajado durante el año pasado en ese proceso de ganar consistencia en la propuesta de valor, en la propuesta tecnológica, integrar a los equipos, el fundador acaba de acudir a la ampliación de capital, lo cual refuerza su integración en la compañía y en el proyecto de la empresa, lo sentimos como un fundador más, a pesar de que viene de un branch diferente. Él está en Texas y también nos completa el equipo directivo.

Con respecto a la incorporación del socio de referencia, que es Grupo Salinas, contribuye con una posición en el mercado de telco y media que es relevante. La verdad que hemos cerrado ese ciclo, estamos muy satisfechos con esa operación y estamos avanzando en el estudio de otras operaciones, en algunas hemos dado ya ciertos pasos, pero estamos en un momento de negociación que aún no podemos comunicar mucho. Seguiremos siempre que sean operaciones generadoras de valor, y que estén en unos términos económicos razonables.

Y, en lo que respecta a la expansión geográfica, ¿qué mercados tenéis en el radar? ¿Veis alguna oportunidad destacada?

Hemos liderado la consolidación en este sector y ganado posición en el mercado global. Hemos empezado consolidando los mercados hispanos, diría que ahora no necesitamos necesariamente más presencia en los mercados en los que estamos, por lo que abordaremos operaciones que tengan un cierto componente en los mercados anglosajones sobre todo.

Dicho esto, también hay operaciones interesantes, y que pueden ser oportunidades de negocio, que puedan surgir en los mercados en los que ya estamos, por otras razones, por portfolio complementario o por base de clientes que pueda ser atractiva.

Así, diría que vamos a combinar un poco los dos, consolidar portfolio y ayudarnos a abrir mercados en los lugares donde queremos ir, que básicamente es el centro de Europa y Estados Unidos.

Vea también: El sector tecnológico y teleco español a la vanguardia

Cerrasteis 2016 con un fuerte crecimiento de facturación y Ebitda, pero el resultado neto fue negativo, ¿qué previsiones manejáis para este ejercicio?

La parte de crecimiento del plan de negocio se ha cumplido, con cifras importantes en términos pro-forma, un 54% en facturación y el Ebitda más, se ha multiplicado por 2,5, porque básicamente nuestro modelo de negocio está orientado a licenciar tecnología propia, que tiene unos costes directos bajos, un margen de evolución atractivo.

A pesar de ello, somos una empresa que todavía necesita capital para crecer, porque estamos invirtiendo en nuevas líneas, en desarrollo de mercados, y, de hecho, el año pasado tuvimos un resultado negativo acorde con lo que es la fase actual de nuestro negocio.

Seguimos en línea con los planes presentados al mercado, y creemos que podemos seguir creciendo orgánica e inorgánicamente.

Mirando al sector tecnológico en general, ¿qué deberes tiene pendientes esa industria en España?

Ha cambiado mucho en el último tiempo. Todavía habría que desmembrar diferentes partes del sector tecnológico, es decir, no es lo mismo el ecommerce, que las empresas de software. Dentro de eso aún es un sector incipiente, lamentablemente no hay líderes globales, en general es un mal que tiene Europa, en España todavía más. Hemos perdido un Nokia y estamos agarrándonos a un Spotify. Ya no es que la balanza esté en contra con respecto a Estados Unidos, sino que viene China, o Asia en general, con una apuesta por el I+D, y el desarrollo de empresas globales, que se basan en tener unos mercados potentes, en los que se hacen fuertes, que quizá en un mercado como España quizá es más difícil.

Dicho esto, si miramos 10 años atrás, cuando nacimos nosotros, se ha avanzado muchísimo, hay empresas en el mundo del venture capital se ha crecido muchísimo. Nosotros, por ejemplo, hemos visto crecer y tenemos a Inveready en el accionariado, que son motores también del cambio y del apoyo al ecosistema emprendedor. Y, lo más importante es que ha venido capital internacional apostando por compras de compañías o empresas españolas que se han posicionado ya dando visibilidad al mercado tecnológico español.

Ahora, hay mucho por recorrer, pero podemos estar muy satisfechos de lo que hemos avanzado en la última década.

Y, en lo que respecta a las empresas de pequeña y mediana capitalización, ¿cuáles son los retos que tienen pendientes?

Crecer, creer y crecer. Ante todo lo que hay que hacer es ganar tamaño, no a cualquier precio evidentemente, pero para tener visibilidad y research necesitas tamaño, también para ganar competitividad y para dar mayos estabilidad y menos riesgos. 

Vea también: Las telecos europeas mantienen el fuerte ritmo marcado por los índices