Una vez más la actualidad del mercado estadounidense la marca los datos macroeconómicos que, durante la jornada de hoy, estarán muy presentes. Parece que la retirada de estímulos podría depender del signo de estos datos y es por esta razón por la que los inversores estarán pendientes de cualquier tipo de noticia que se produzca para tomar posiciones concretas en Wall Street.

Así, durante el día tendremos un aluvión de datos macroeconómicos. Conoceremos las peticiones iniciales de desempleo, las viviendas pendientes de formalización, el dato del PIB estadounidense y los inventarios de crudo.


Ayer ya supimos que el índice de la confianza del consumidor se redujo en el mes de septiembre con respecto al último dato de agosto
y la bolsa neoyorkina se tiñó de rojo. Concretamente, a 79,7 puntos desde 81,8 puntos en el mes de agosto. Además, el precio de la vivienda, que se desaceleró con respecto a la tasa registrada en el mes de julio, por debajo de las estimaciones de los expertos. El S&P Case Shiller, índice compuesto de 20 áreas metropolitanas, subió un 0,6% sobre una base ajustada estacionalmente. (Ver noticia)

Mientras tanto, desde la Reserva Federal siguen llegando mensajes contradictorios en relación a cuándo podrá comenzar a producirse el tapering. Si durante los últimos días hemos escuchado mensajes más hawkish, William Dudley ha dado un punto de vista más dovish al asegurar que la retirada de estímulos dependerá de “los datos económicos” y no del “calendario”. (Ver noticia)

Por otro lado, la actualidad política también está marcando el signo de los mercados y el discurso de Obama en la ONU afecta en la tendencia en el parqué neoyorkino. El presidente de Estados Unidos ha expuesto su interés en que Irán también se acoja a la propuesta del desarme nuclear, siguiendo el ejemplo sirio con el armamento químico.

Desde el punto de vista empresarial, ayer conocimos más datos de la OPV de Twitter, que podría comenzar a cotizar en el NYSE para valorarse en unos 16.000 millones de dólares. (Ver noticia)

Entre tanto, el bono a 10 años de Estados Unidos cae en su rentabilidad del 1,88% hasta alcanzar el nivel de 2,663%; el oro se aprecia y la onza cotiza a 1.317 dólares y el Brent se encuentra en los 108,75 dólares.

Por último, el par EURUSD se decanta ligeramente a favor de la divisa europea y se cambia a 1,3498.