No muchas empresas históricas de Wall Street pueden presumir de haber acumulado subidas de un 25% cada ejercicio desde 2010. Por si esta inercia no fuera suficiente, este mismo mes se estrena la séptima entrega de la saga de La Guerra de las Galaxias, “El despertar de la fuerza” y si la película no decepciona, podría arrasar en las taquillas de todo el mundo lo que podría seguir impulsando a sus acciones en bolsa.
 
Sobre el fundador de la compañía, Walt Disney, corren decenas de leyendas urbanas y probablemente la mayor parte de ellas no sean ciertas. Pero, si es verdad que el creador de la factoría de la magia no está muerto sino que está criogenizado, quizá sería un buen momento para que alguien decidiera volver a despertarlo.
 
Es casi seguro que el propio señor Disney no reconocería la máquina de hacer dinero en la que se ha convertido su compañía. El ratón Mickey sigue siendo parte del logo, pero hace tiempo que dejó de ser la estrella de la compañía. Con el tiempo han ido llegado toda una serie de personajes que ha permitido que sólo el año pasado las ventas superaran los 52.000 millones de dólares y los beneficios se acercaran a 8.500 millones de dólares.
 
En los últimos cinco años la empresa ha ido pulverizando año tras años sus récords de beneficios, ingresos… y eso se ha notado en la acción, que prácticamente se ha duplicado en bolsa en este tiempo.
 
Es más, después de casi triplicar su valor en bolsa en 10 años su capitalización roza los 200.000 millones de dólares, convirtiéndose así en la décimo tercera empresa más grande de Wall Street.  Desde luego es la mayor compañía del sector en Estados Unidos, muy por delante de  la Twenty- First Century Fox, Time Warner…
 
Walt Disney se ha convertido en un monstruo compuesto por diferentes divisiones de medios, parques de atracciones, estudio de producción cinematográfica, productos de consumo… De hecho, la parte que más genera a la empresa no es la actividad de producción de películas, sino la división de medios, que contribuye con casi un 45% de los ingresos y más de la mitad del beneficio operativo. Entre los medios que controla se encuentra la ABC, los canales Disney, ESPN…  
 
Hasta el momento la cotizada ha logrado evitar el famoso cord-cutting en la mayor parte de sus canales. Es decir, que mantienen los telespectadores a pesar de la entrada en escena de nuevas formas de ver televisión a la carta como la que proponen empresas como Netflix. De hecho, Disney ha llegado a algunos acuerdos con su rival para emitir algunos canales a través de esta plataforma en Estados Unidos, lo que indica su afán por adaptarse a los nuevos negocios.
 
Y más les vale conseguir adaptarse a los nuevos tiempos de la televisión porque es crucial para la empresa por la importancia del negocio.  Ni tan siquiera un taquillazo, o muchos taquillazos como “Frozen” o “el Despertar de la fuerza“ podrían salvar un resbalón de la unidad de medios.

Porcentaje por divisiones de Disney

 
Hace solo unos días un analista de BTIG decía en una entrevista con la CNBC que “hay un movimiento sísmico en el comportamiento de los consumidores  que está afectando a todo el sector de los medios”.  Explicaba que “no se trata solo de un problema de Disney o Time Warner, ya que todas las compañías se están dando cuenta de que los consumidores están cada día menos interesados en ver televisión en directo”. Es decir, que habrá que estar muy atentos a la evolución de las cuentas de la compañía en este segmento de negocio.
 
La división de producción cinematográfica en la que se encuentra contenido Lucas Films, la fábrica de Star Wars, genera algo menos de un 15% de las ventas y, además, en el último año los ingresos han estado planos. Pero la mayor parte de los expertos creen que el estreno de “el despertar de la fuerza” va a provocar revisiones positivas de todas las firmas de análisis.
 
Creen algunos analistas que la nueva película de la saga que creó George Lucas en los 70 podría aportarle a Disney más dinero que “Frozen”.  La historia de la princesa tuvo una recaudación de 1.000 millones de dólares y la fuerza de los Jedi podría traer aún más ingresos. Hay que recordar que los ingresos de las otras seis películas han tenido una recaudación conjunta de 4.000 millones de dólares en su historia.
 
A pesar de que el impacto en los ingresos del grupo no va a ser definitivo, lo cierto es que un taquillazo como el que se espera probablemente va a repercutir muy positivamente en el ánimo de los inversores.
 
Para los expertos, además de los potenciales problemas a los que podría enfrentarse la compañía con su división de medios, la compañía cotiza a unos múltiplos más elevados que los del conjunto del sector.
 
Pero ni eso ha conseguido que la empresa haya tenido ni una sola recomendación de venta desde 2010. En la actualidad el 61% de las firmas que siguen la empresa apuestan por comprar las acciones y el 39% aconsejan venderlas.

Suscríbase en nuestra revista para leer el texto completo de este reportaje
 
QUIZÁ LE INTERESE LEER: 
¿Cómo va a beneficiar a Disney el estreno de "El Despertar de la Fuerza"?

La Fuerza acompaña a estas tres compañías
No se deje arrastrar por el lado oscuro de las bolsas en 2016