Sara Carbonell, relationship manager de CMC Markets, analiza la situación técnica y fundamental del mercado de renta variable, divisas y materias primas.


Tras las palabras de Mario Draghi la semana pasada afirmando que el BCE hará todo lo que pueda para “reactivar la inflación rápidamente”, los índices europeos se disparan, ¿qué niveles vigilamos ahora?
Confiamos demasiado en las actuaciones del BCE, pero ojo porque la compra masiva de activos podría llevar al organismo europeo a convertirse en un gran “banco malo” europeo. Además, los países tenemos que seguir haciendo reformas.

Si nos fijamos en la situación técnica de los índices, vemos que el Ibex 35 tenía una divergencia frente al Dax y el EuroStoxx que sí habían roto sus resistencias, en 9.584 y 3.190 puntos, respectivamente. En cambio, hasta hoy el Ibex no había logrado romper la resistencia de los 10.695 puntos. Ahora, el siguiente nivel de subida sería el 100% de los altos de Fibonacci desde los máximos de septiembre, por lo que el Ibex podría volver a los 11.200 puntos –máximos anuales-. El nivel de soporte, en cambio, serían los 10.415 puntos. En el caso del Dax, el soporte se sitúa en 9.300 y en el EuroStoxx en los 3.127 puntos.

La situación técnica ha mejorado mucho, con fortalecimiento de la tendencia de cara a final de año, no obstante, podemos tener incertidumbres con la próxima subasta de TRTLO.

¿Cuándo podría comenzar el BCE un programa de compra soberana?
Si el próximo TRTLO de diciembre no funciona, la compra de deuda soberana podría ser anunciada en diciembre, pues está dispuesto a sacar toda la artillería. El BCE está apurando en este final de año todo lo que no ha hecho en el resto del ejercicio.

Esto sí haría que se comenzara a incrementar la concesión de créditos por parte de los bancos, ya que mejoraría el balance de las entidades. Pero seguimos teniendo asignaturas pendientes, pues por mucho que los bancos querían conceder créditos, si no mejora la situación macro y el empleo, no habrá demanda solvente.

El euro-dólar cae por debajo de 1,24 también por el ‘efecto Draghi’. ¿Qué niveles maneja ahora para el par?
La tendencia del par es indiscutiblemente bajista. Pero ojo porque niveles demasiado bajos podrían frenar nuestro poder adquisitivo. Además, tenemos la competitividad con el yen, pues como el BoJ ha empezado antes que nosotros, está más debilitado.

Técnicamente, si tomamos todo el ascenso que llevó al euro-dólar a niveles de 1,40, un retorno a niveles de 1,20 podría llevar al par a niveles de 1,20, que considero demasiado. Creo que podemos tener un suelo adecuado en 1,23, mientras que la resistencia estaría en 1,253.

Los bancos no encuentran demanda solvente aquí, por eso BBVA se lanza a Turquía, ¿qué le parece esta estrategia?
De cara al largo plazo no es una mala estrategia, ya que Turquía es un país que tiene potencial, está considerado “la China de Europa”. Además, Garanti está muy consolidado, por lo que, desde un punto de vista de diversificación de negocio y geográfica, puede ser positivo para BBVA.

No obstante, hay casas de análisis, como Citi, que vaticinan que BBVA no va a tener un retorno de la inversión tan algo como prevé la entidad. Yo creo que el retorno sí se verá, pero en el largo plazo, por lo que en el medio y corto no se va a reflejar en la cotización de BBVA.

Técnicamente BBVA tiene un nivel importante al que tiene que retornan en los 8,70.

Con la vista puesta en la reunión del jueves de la OPEP, ¿qué cree que hará el precio del petróleo?
Si la OPEP mantiene la oferta, el precio del petróleo descenderá, pues hay también debilitamiento de la oferta. Es un tema complicado, porque Arabia Saudí presiona para que la oferta de petróleo se mantenga y se abarate para ganar cuota de mercado porque se puede permitir producir a un bajo precio. En cambio, Venezuela e Irán presionarán para que se reduzca la oferta porque a estos precios no les es rentable producir. Además, esto va en detrimento del petróleo barato obtenido por fracking, ya que los costes de este proceso rondan entre los 70 y 80 dólares por barril. Ojo, porque esto podría conllevar el cierre de muchos yacimientos, aunque esto podría conllevar, a su vez, que empresas como Repsol, con liquidez, realicen adquisiciones empresariales.

Técnicamente, el nivel clave del West Texas está en 76,17 dólares y en el caso del Brent, en 79. De aquí al jueves el precio estará equilibrado y, si se mantiene la oferta, el petróleo se seguirá debilitando, aunque si se reduce la demanda, subirá.

¿Alguna acción en la que veas buenas perspectivas de inversión?
Me sigue gustando IAG, que puede soportarse en los 5,2 euros para subir a 5,57 euros, zona de máximos históricos. Si rompe este nivel, ajustaremos stop.