En los últimos seis meses, las acciones de Tesla han aumentado casi un 25% - y en los últimos tres meses, las acciones han subido hasta más de un 55%. Llama la atención esta evolución después de haberse estancado el año anterior. De nuevo vuelve a sobrevolar la zona de máximos históricos.
 
Las acciones de Tesla cotizan ahora por encima de 280 dólares y pegada a los máximos históricos marcó recientemente en la cota de los 300 euros por título. La capitalización de la compañía ha evolucionado favorablemente hasta llegar a los 10.000 millones de dólares. Casi nada teniendo en cuenta  ha crecido en 10.000 millones de dólares y ya tiene una valoración de más de 47.000 millones de dólares.

Tesla cotización


Parte del movimiento ascendente se puede atribuir al "golpe triunfal" que los mercados han experimentado, ya que la media del Dow Jones ha sumado cerca de 1.500 puntos en los últimos tres meses y ahora se negocia por encima de 20.000 puntos.

La política también está contando a favor de Tesla, ya que el dentro de la hoja de ruta de Donald Trump se encuentra favorecer a la industria manufacturera del país norteamericano. Eso encaja perfectamente con Tesla, que además en los últimos tiempos está aumentando la contratación de trabajadores norteamericanos.

Sin embargo, todo eso no es el mayor factor alcista para la compañía. La evolución de la cuenta de resultados ha sido realmente espectacular y lo llamativo es que aún tiene que acudir a la cita con sus inversores la próxima semana para presentar las cuentas correspondientes al cuarto trimestre del año y al conjunto del 2016.

Hasta ahora, Tesla ha batido las estimaciones, pero 2017 se está gestando para ser un año muy exigente, ya que el fabricante de automóviles gasta mucho para lanzar su primer vehículo de gama media, el Model 3, e integra la adquisición de 2.100 millones de dólares de SolarCity, empresa que también se encuentra bajo el paragüas de Elon Musk, CEO de la automovilística.

La capitalización del mercado, además, está ahora muy cerca de acercarse a General Motors y a Ford, fabricantes de automóviles globales que venden millones de vehículos al año y que han acumulado beneficios trimestre tras trimestre después del aumento de las ventas de vehículos en Estados Unidos en los últimos tiempos.

En 2016, Tesla vendió un número récord de vehículos, pero aún así estuvo por debajo de las previsiones para el año al producir menos de 100.000 automóviles.

Así, en el lado financiero, esto es algo que para los analistas de al otro lado de Atlántico es definitivamente preocupante, debido a que Tesla tiene una historia de aumentos y colapsos en el precio de las acciones.

Por el contrario, desde finales de 2016, la historia parece haber cambiado positivamente para la firma de coches eléctricos. Una dinámica que invariablemente presionará a Musk para ejecutar otra subida de capital en 2017 para cubrir las arcas de Tesla mientras se prepara para lanzar el Modelo 3, que será una tarea costosa.

En el pasado, Tesla ha experimentado varios picos de precios de en sus acciones, como el que estamos viendo ahora. Sus títulos siempre se revierten, normalmente de manera vertiginosa, impulsado por algún evento de noticias negativas o resultados financieros débiles. La dinámica central de la empresa no ha cambiado: construye un producto, generalmente caro, y hace que el negocio se complique al absorber SolarCity, agregando miles de millones de deuda a su balance.

En lo que se refiere a los filtros técnicos de Estrategias de Inversión, Tesla se encuentra en estos momentos en fase alcista, mientras que recibe una puntuación de 10 puntos en una escala que va del 0 al 10. Así, todos los indicadores se encuentran en positivo en estos momentos.

Tesla indicadores premium