La cifra es superior a las estimaciones que la propia compañía había hecho a finales del segundo trimestre del año cuando anunció que las ganancias podrían rondar los 0,56-0,59 dólares por título. El beneficio neto de la empresa fue en este periodo de 1.400 millones de dólares. Hay que tener en cuenta que hace un año, HP generó unas pérdidas de 4,49 dólares por acción.


Las ventas a finales del último trimestre fiscal cayeron un 8%, hasta situarse en 27.200 millones de dólares.

La CEO de la empresa, Meg Whitman asegura en su presentación que “
de nuevo hemos conseguido el beneficio que dijimos que podríamos alcanzar en nuestra anterior previsión

Whitman apuntó que “confío en que estamos haciendo progresos en nuestro proceso de reestructuración. De hecho ya vemos significantes mejores en nuestra operaciones, y de forma satisfactoria estamos reconstruyendo nuestro balance, nuestra estructura de costes está más alineada con nuestros ingresos y hemos realineado el departamento de innovación de acuerdo a las necesidades de nuestros clientes”.

La compañía se ha visto muy perjudicada por la caída de las ventas ocasionadas tanto por las débiles condiciones de las economías desarrolladas y por la competencia de los ordenadores con dispositivos como las tablets.

Por eso, HP está inmersa en un proceso de reestructuración que va a suponer la reducción de la plantilla en 27.000 personas hasta 2014 y que proporcionará un ahorro de costes de unos 3.000 millones de dólares cada año.

En su nota de resultados HP también ha rehecho sus estimaciones para el conjunto del ejercicio fiscal. Espera que el beneficio por acción se sitúe en el rango de los 2,67 y 2,71 dólares.