Concretamente, Coca-cola ha obtenido un beneficio de 2.455 millones de dólares que, en comparación con los 2.329 millones de dólares del tercer periodo del 2012, ha supuesto un incremento del 5,9%


El resultado está en consonancia con lo que esperaba el consenso de analistas. De hecho, el beneficio por acción que ha tenido la compañía en este tercer trimestre ha sido de 0,53 dólares con acción. Lo mismo que esperaban los expertos. 


Estas ganancias han sido posibles
gracias al incremento de ventas, principalmente, en Norteamérica. Tanto es así, que han subido un 2% con respecto a la misma fecha en 2012. Además, en Europa los ingresos han decrecido un 1%, en comparación con el descenso del 4% en el trimestre anterior acorde con el segundo periodo de 2012. 

Una caída que se ha moderado, aunque Muhtar Kent, CEO de la compañía, atribuye más importancia a la “increíble volatilidad de los mercados emergentes”. Sin embargo, las ingresos globales han crecido un 2%, una cifra que está por debajo del 2,9% que habían predicho el consenso de expertos.