taxsdown_rentajunio

De hecho, según confirman los expertos fiscales de TaxDown teniendo en cuenta los datos de un estudio realizado por el banco móvil de N26, equivocarse en la renta puede suponer que las familias pierdan el ahorro acumulado de 2021, que fue de 252 € al mes, es decir, aproximadamente 3.000 € al año.

Una de las sanciones más recurrentes es aquella por no presentar el IRPF a tiempo, en el que se abren dos escenarios. En el caso de que la declaración de la renta salga a pagar, el contribuyente tendrá que desembolsar el resultado y una multa. De acuerdo a los expertos fiscales de la startup española, la penalización consiste en el pago de entre el 50% y el 150% del total de la deuda, un cobro que puede aumentar si Hacienda considera que ha sufrido un perjuicio económico o si esto ya ha ocurrido en otras ocasiones. En el supuesto de que a una persona le salga a pagar 1250 €, podrá llegar a tener que abonar hasta 3.125 €, es decir, una cuantía mayor al ahorro medio de las familias.

Por otro lado, hay personas que les sale a devolver y no la presentan, ya sea por desconocimiento o por simple ociosidad. Desde TaxDown se recuerda que esta práctica también acarrea una sanción, que podría llegar a alcanzar los 200 euros. En consecuencia, si la devolución es menor a esta multa, podría ocurrir que a un contribuyente que le saliese en positivo en un primer momento, ahora le salga a pagar.

Hacienda puede avisar hasta en 2026 por los errores cometidos en esta campaña

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

El periodo de revisión por parte de la Agencia Tributaria de los trámites fiscales por el impuesto a la renta de las personas físicas puede alargarse 4 años. Por ello, aunque se acabe la campaña de 2021, Hacienda tiene hasta 2026 para avisarte de los fallos cometidos en esta gestión. Si durante este tiempo los funcionarios del organismo público detectan que una persona debía haber presentado el IRPF y no la ha hecho se les enviará un requerimiento. Asimismo, se iniciará un procedimiento sancionador, que tendrá diferentes consecuencias dependiendo de si la gestión fiscal salió a pagar o a devolver.

A pesar de ello, existe una forma de reducir lo máximo posible este tipo de multas y es presentar la declaración antes de que Hacienda te envíe el requerimiento, la conocida como “carta del miedo”. Si una persona envía motu proprio el IRPF fuera de plazo y sale a pagar, la multa dependerá del tiempo en que se ha tardado. De tal modo que, si se envía en los tres primeros meses, se cargará un interés del 5%. Este porcentaje irá aumentando a medida que pase el tiempo, por lo que si se tarda entre tres y seis meses será de un 10%, si es entre seis y doce meses, un 15% y un 20% si se superan los doce meses.

“Aún queda un mes para que la campaña de la declaración de la renta toque a su fin, por los que los contribuyentes españoles aún tienen tiempo para presentar este trámite anual y huir de cualquier posible sanción por parte de los organismos públicos” afirma Enrique García Moreno, CEO y Co-Fundador de TaxDown, y añade que “Para todos los rezagados, aún están a tiempo de hacer la renta y TaxDown es el mejor aliado para que te salga a devolver, ya que aplica todas las deducciones autonómicas posibles ”.