La semana pasada los inversores continuaron ampliando su exposición a los activos refugio; los metales preciosos captaron un total de $111 millones.
 
El volumen de capital colocado en lo que va del año en el sector de metales preciosos asciende ahora a los $2500 millones, lo que representa el mayor nivel desde el pico de los $2800 registrado en octubre de 2012 cuando el precio de la onza de oro alcanzó los $1900 a causa las preocupación por la flexibilización monetaria y la crisis griega. Esta vez, los temores yacen en torno al resultado del referéndum del Reino Unido sobre la permanencia en la UE, que de concretarse, podría desestabilizar la economía global, las elecciones estadounidenses y obligar a la Fed a marcar una postura monetaria ultra laxa, lo que respaldaría al precio del oro. Es así que la semana pasada los metales preciosos como el oro, la plata, el platino y el paladio registraron entradas de capital ($73 millones, $17 millones, $15 millones y $1 millón, respectivamente). Asimismo algunos inversores aprovecharon la ocasión para liquidar posiciones cortas sobre la plata. Esta demanda generalizada de activos refugio hizo que también se retiraran capitales de los ETP sobre metales industriales.
 
Si bien las colocaciones de capital en el platino fueron relativamente bajas, este subsector parece haber tocado suelo después de años de salidas. Esto nos hace volver a los análisis realizados previamente donde comentamos que la oferta de paladio ha sido deficitaria durante los últimos cuatro años, que se negocia bastante por debajo de su coste marginal y que es un beneficiario clave de las regulaciones EU6 de los controles de emisión de los automóviles.
 
Los ETP largos sobre crudo captan capitales por primera vez tras nueve semanas de retiros. Durante estas nueve semanas, los inversores han estado vendiendo posiciones largas y comprando posiciones cortas en todo el sector energético a excepción de la calefacción. A este comportamiento lo vemos más como una toma de beneficios en un contexto de aversión al riesgo, más que una estructura de precio bajista, debido a que las posiciones cortas han sido de un volumen bastante menor. Mirando hacia fin de año, vemos al valor justo del Brent en los $55 dólares por barril, ubicándose en el 75° percentil de la curva de coste de la producción de crudo, donde se equilibran la demanda y la oferta. Asimismo esperamos que la producción de Irán de los últimos 6-9 meses haya alcanzado su mayor nivel debido a la reticencia de las petroleras internacionales a invertir.
 
Los ETP sobre libra esterlina son los títulos de divisas que marcan el mayor flujo de capital; los ETP cortos sobre esterlina han ascendido de los $58 millones de principios de año, a los $117 millones captados ayer. Este patrón ya se constató durante el referéndum escocés, donde las entradas alcanzaron los $124 millones. Un dato curioso es que, debido a la venta generalizada de esterlinas, algunos inversores han comenzado adquirir exposición larga sobre dicha divisa. Esto hizo que la semana pasada las colocaciones de los ETP largos sobre esterlina alcanzaran casi el mismo volumen de capital colocado en los ETP cortos sobre esterlina.
 
Los eventos clave de la semana. Todo el foco yace sobre el referéndum del miércoles del Reino Unido sobre la permanencia en la UE. Es el evento que afecta el sentimiento de los inversores a corto plazo y por ende, dicta los movimientos en los mercados. Si bien los últimos sondeos de intención de voto le dan una leve ventaja a la opción por la permanencia, este optimismo que está impulsando a los activos cíclicos podría opacarse rápidamente en caso de que la opción por la “salida” recobre momentum.

informe semanal etf securities