Los ETPs sobre oro captaron el mayor volumen semanal de capital de su historia, por un total de $552.1 millones. Aunque los bancos europeos se recuperaron ligeramente el viernes pasado, la venta masiva de la renta variable a lo largo de buena parte de la semana pasada, afectó la confianza de los inversores respecto a la estabilidad del sistema financiero europeo.
 
Como resultado, la presión de los mercados es mayor sobre el Banco Central Europeo para que amplíe sus medidas de estímulo en su próxima reunión. Mientras tanto, los inversores se quedaron en stand-by la semana pasada cuando la presidenta de la Reserva Federal Janet Yellen, no brindó pistas de lo que el FOMC realizará en su reunión de marzo respecto al aumento de los intereses. La preocupación de la Fed por la situación en el extranjero y su posible impacto en la economía de Estados Unidos, ha reducido la probabilidad de un alza de los intereses en 2016, a menos del 30%. En línea con esto, el USD perdió un 1% la semana pasada, lo que le proporcionó al oro un respaldo adicional. El metal precioso relució bien la semana pasada su estatus de activo refugio, al apreciarse a los $1241/oz. Asimismo este contexto generó una entrada de capitales a los ETPs sobre oro por un total de $552 millones, habiéndose colocado $345 millones en un sólo día.

Los ETPs sobre crudo continúan captando capitales a pesar de que la materia prima esfumó sus recientes beneficios. La semana pasada los ETPs largos sobre crudo captaron un volumen neto de $50 millones, mientras que los ETPs cortos sobre crudo recibieron un total de $8.5 millones. Por primera vez desde enero, los inventarios de crudo estadounidenses registraron un descenso de 755.000 barriles. Si bien esta disminución fue mayor a la esperada, no logró respaldar al precio del crudo; el Brent terminó cerrando la semana con una pérdida del 13% y el WTI con una del 17%. Es que la Agencia Internacional de Energía y la Administración de Información de Energía ratificaron el superávit de oferta del mercado. De acuerdo a ambas entidades, los fundamentos de mercado no han variado prácticamente como para justificar una recuperación de precios sólida, lo que hace que mantengan sus previsiones de que los precios bajos continuarán a lo largo del año. Aunque no hay indicios de la situación se esté discutiendo en la OPEC puertas adentro, son cada vez más los países que reclaman que sí se haga; de correr el rumor de una posible reunión, entonces el crudo podría apreciarse a corto plazo.

El precio del cobre atrae a los cazadores de ganga. Con las bolsas chinas habiendo cerrado toda la semana pasada a causa de las celebraciones del Año Nuevo chino del mono, el precio del cobre atenuó su momentum. Asimismo este último se vio afectado por la falta de entusiasmo de los inversores a causa de la caída de los títulos de los bancos europeos. Algunos inversores se han visto tentados a volver a este mercado después de que su precio cayera por debajo de los $4500/ton. La semana pasada los ETPs largos sobre cobre captaron un total de $12.3 millones, mientras que los ETPs cortos sobre cobre registraron una salida neta de $1.4 millones. Esto sugiere que los inversores podrían estar recuperando su optimismo respecto al metal rojo a medida que mejora el momentum hacia los metales en general y el sector minero.

Los eventos clave de la semana. En el discurso que Mario Draghi realiza por estas horas de la tarde, los inversores están atentos a los indicios que puedan sugerir el anuncio de mayores medidas por parte del BCE en caso que la situación de los bancos europeos se deteriore aún más. Asimismo seguirán de cerca los datos de inflación de EE.UU y el Reino Unido, y la publicación para este miércoles de las Actas del FOMC.

Entradas semanales