Con frecuencia escuchamos cómo muchos inversores se quejan de que su fondo de inversión no les ofrece la rentabilidad que ellos esperaban. Es más, muchos no saben muy bien qué es lo que poseen y dónde han puesto sus ahorros, muchas veces todos los de su vida.

Quizá uno de los errores principales de gran parte de los inversores es que no tienen conocimientos suficientes sobre el mundo de los fondos y la construcción de carteras.  Patric Nolan, estrategia de carteras de BlackRock, acaba de publicar una nota en el blog de la firma en la que explica tres cuestiones mollares, principales, a la hora de planificar nuestra inversión.

¿Para qué estoy invirtiendo?

En opinión de Nolan hay que hacerse varias preguntas:  cuánto dinero tenemos, cuánto dinero necesitaremos en el futuro, cuánto necesitamos ganar durante el tiempo en el que ahorramos.

El experto afirma que, quizá, la pregunta más difícil de contestar es si estos objetivos son factibles.

¿Qué tipo de riesgo estoy dispuesto a aceptar para alcanzar esos objetivos?

“En la industria –afirma Nolan- a menudo cuantificamos este riesgo con un concepto matemático, la desviación estándar. Pero somos conscientes de que para los inversores el riesgo es una cuestión emocional y eso es algo difícil de planificar”, afirma.

La cuestión, para ellos no estriba tanto en que situemos un porcentaje, (por ejemplo en una cartera de 100.000 dólares una pérdida del 10% implicaría la salida de 10.000 dólares) sino saber si podemos tolerarlo. Además, ellos explican que también hay que saber qué tipo de riesgo somos capaces de tolerar, y según ha identificado existen más de 2.200 riesgos.

¿Cuánto dinero estoy dispuesto a pagar para hacer frente a este propósito?

Explica que hay que diferenciar entre dos tipos de costes distintos: comisiones e impuestos. “Cada uno de ellos se come parte de la rentabilidad que genera la cartera. Esta resta se intensifica en momentos de bajos retornos”, afirma el experto.

Por eso Nolan explica que “hay que considerar si tiene sentido pagar más por el trabajo de un gestor cualificado y con intensas convicciones de inversión o pagar menos por una estrategia que siga a un índice”, alerta el inversor.

Quizá le interese leer

Claves para saber usar un fondo de inversión