Según los datos que publica Bloomberg, el nerviosismo de los inversores con respecto al dólar ha provocado que las opciones que protegen contra una caída de la divisa americana estén en un precio tan alto como no se ha visto en ocho años.

Los inversores esperan que la FED mantenga sin cambios los tipos de interés.  En este contexto están acudiendo en masa al mercado de opciones anticipándose a un posible movimiento del euro-dólar, sobre todo si rompe la cota de 1,1714, los máximos de agosto de 2015.

El dólar cayó hasta mínimos de 14 meses la semana pasada cuando el presidente del Banco Central Europeo (BCE) avisó que la institución monetaria planea estudiar este otoño sus planes para comenzar a retirar la política de estímulos, la compra de bonos (QE).

Los traders han comprado opciones por un importe de más de 6.000 millones de dólar para vender dólares y comprar euros los pasados jueves y viernes. La cifra es de 3.000 millones de dólares para vender el dólar frente al yen.

 

Bullis euro

La divisa estadounidense ha caído con fuerza este año. El índice Bloomberg dólar, que mide la evolución de la moneda con respecto a una cesta de monedas, ha caído un 8% en lo que va de ejercicio.

Por si fuera poco, el FMI ha recortado sus previsiones de crecimiento para la economía estadounidense este año y el próximo.  Así, considera que este año el PIB se expandirá un 2,1% (frente al 2,3% anterior). Una cifra idéntica crecerá el año que viene, cuando en las estimaciones anteriores se esperaba un crecimiento del 2,5%. 

La institución ha tomado esta decisión al anticipar que Estados Unidos no habrá realizado una expansión fiscal como se esperaba hasta ahora.

Por el contrario, la institución ha mejorado sus previsiones para algunos países europeos como Alemania, Francia, Italia y España. 

Máximos dólar