Tras los últimos acontecimientos en Europa y el sesgo de las recientes referencias macroeconómicas, así como la relajación de la euforia vivida por la economía en EEUU en las últimas semanas, hace que los precios de la paridad principal hayan evolucionado favorablemente y hayan conseguido superar resistencias de corto plazo.

Por el momento la tendencia es favorable hasta que no veamos un movimiento de cambio de tendencia, el cual puede venir con un posible Hombro-Cabeza-Hombro que podría estar formándose y pendiente de terminar y confirmar dicho movimiento.

El cruce alcista de las medias de 60 y la de 200 demuestra esa fuerza alcista y esa continuidad de la tendencia en el corto y medio plazo. Por el momento y, hasta que la media de 60 sesiones no vuelva a perder a la de 200, seguiremos hablando de una tendencia alcista en dichos horizontes temporales.

Los precios siguen apoyándose en la tendencial alcista que guía a los mimos desde abril del presente ejercicio.

La nota negativa la pone la distancia tan grande que hay entre los precios actuales y la media de 200 sesiones, lo cual podría suponer una relajación de los precios para compensar esa diferencia. 

EURUSD