La primera ministra británica, Theresa May, asistirá a su primera Cumbre en la Unión Europea desde las desastrosas elecciones de este mes. La dignataria presentará su propuesta de lo que le gustaría hacer con los ciudadanos europeos que actualmente viven en el Reino Unido, un tema particularmente sensible en las negociaciones del brexit.

Para empeorar las cosas, May todavía no ha llegado a ningún acuerdo con el Democratic Unionist Party (DUP), unionistas irlandeses con los que deberá llegar a un acuerdo para formar gobierno. Algo que la ha convertido en un personaje frágil y que atraviesa un momento difícil.

Los expertos dicen que los irlandeses del norte están complicando las negociaciones para llegar a un acuerdo la próxima semana sobre un proyecto de ley para gastos en infraestructura de 2.000 millones de libras en Irlanda del Norte.

La pregunta más importante es: ¿Cuánto valdrán los 2.000 millones de libras de la próxima semana? La libra esterlina ha operado a la baja desde las elecciones. Ayer llego al nivel más bajo de los últimos dos meses, pero logró recuperarse antes del final del día con los comentarios del Banco de Inglaterra.

La libra se ha revalorizado frente al euro en la sesión y se mueve en 0,8850 justo el día de antes en el que se cumple un año de que los británicos aprobaran en referéndum que querían salir de la Unión Europea. En este tiempo, la divisa se deprecia más de un 10% frente al euro y al dólar.

Gráfico 1

La caída del petróleo

Pero si hay algo que está afectando a los mercados en estas dos últimas sesiones es el precio del petróleo, que hoy ha logrado recuperarse y el barril de Brent cotiza por encima de 45 dólares de nuevo. Y eso a pesar de que ayer el informe de inventarios en Estados Unidos fue mejor de lo esperado.

La EIA mostró que los inventarios existencias del crudo en los EE.UU. se han reducidos en 2,5 millones de barriles, en contraste a lo que  los analistas esperaban, que era una caída de 1,2 millones.

La reacción inmediata fue un aumento del precio (círculo azul), pero la fiesta fue muy corta. Al final del día, una disminución de 2,5 millones de barriles no ha sido suficiente para apuntalar el enorme exceso de oferta mundial. Por lo tanto, al final del día, el precio llego a niveles críticos de $ 42.50, precio que habíamos resaltado en la actualización de ayer.

Gráfico 2