Wall Street podría abrir a la baja mientras el mercado espera con impaciencia la publicación de las actas de la reunión de la Reserva Federal del 7 de agosto, que podría dar nuevas pistas sobre los próximos pasos de la política monetaria del banco central estadounidense. En su última reunión, cuando se mantuvieron los tipos, la Fed dijo que si bien los tipos estaban altos y el mercado inmobiliario podría lastrar la economía, su principal preocupación seguía siendo la inflación.Desde entonces, los mercados han sufrido fuertes caídas y la Fed, preocupada por el impacto de esta crisis de los mercados en la economía, optó por rebajar el tipo de descuento.
El futuro del DJIA perdía un 0,24% hasta 13.320, el del Standard & Poor's 500 un 0,20% hasta 1.466,80 y el del Nasdaq 100 un 0,28% hasta 1.945,00. Ayer, la Bolsa de Nueva York terminó con una leve bajada después de un nuevo descenso de la venta de viviendas de segunda mano, con el índice Dow Jones perdiendo 0,42% y el Nasdaq 0,60%. El Dow Jones Industrial Average (DJIA) descendió 56,74 puntos para cerrar en 13.322,13 unidades y el índice compuesto del Nasdaq bajó 15,44 puntos a 2.561,25 puntos, según cifras definitivas de cierre. El índice ampliado Standard and Poor's 500 bajó por su parte 0,85% (-12,58 puntos) a 1,466,79 unidades. Tras haberse recuperado netamente hacia el final de la semana pasada, Wall Street tuvo este lunes una jornada calma y estable. “El mercado está calmo y sin dirección. Ello refleja el hecho de que estamos en la última semana de agosto”, período poco agitado, indicó Hugh Johnson, analista de Johnson Illington Advisors.