La Reserva Federal de Estados Unidos llevará a cabo un recorte de entre 25 y 50 puntos básicos en su próxima reunión del 18 de septiembre, según se desprende del último informe elaborado por American Express Funds. El objetivo sería fijar los tipos federales en el 4,75 por ciento a finales de año, frente al 5,25 por ciento actual.
El informe 'Economics For Investment' señala que el incremento de la incertidumbre y los mayores costes del crédito afectarán a la confianza de las empresas y de los consumidores, reduciendo el consumo y las inversiones. Esto sumado a un empeoramiento de la crisis en el sector de la vivienda ralentizará el crecimiento económico del país hasta una tasa de entre el 1 al 2 por ciento en el tercer y el cuarto trimestre, aunque sin llegar a entrar en recesión. Por su parte, el documento apuesta por nuevas subidas de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) y del Banco de Japón (BoJ) en lo que queda de 2007. American Express Funds subraya que el instituto emisor europeo ha reiterado su estrecha vigilancia sobre la evolución de la inflación. Sin embargo advierte de que una tempran" decisión en septiembre, coincidiendo con la previsible bajada de tipos en EEUU, llevaría al euro a nuevos máximos históricos frente al dólar. El informe indica además que el BoJ podría acometer una subida de un cuarto de punto porcentual en el último trimestre del año y otra en los tres primeros meses de 2008.